17-09-2020 / 21:02 h EFE

La delegación del movimiento armado sudanés Frente Revolucionario encargada de rubricar el acuerdo preliminar de paz con el Gobierno de transición en Yuba se mostró este jueves dispuesta a "construir un nuevo Sudán" junto con los militares y la sociedad civil.

"Hemos participado en la lucha contra el sistema fascista y ahora hemos venido a participar en la construcción del nuevo Sudán", dijo en una rueda de prensa el presidente de la delegación del Frente Revolucionario, Yaser Arman, a su llegada a la capital sudanesa.

Arman, líder del equipo negociador del movimiento, surgido en 2011 para luchar contra el entonces presidente sudanés, Omar Al Bashir (derrocado en abril de 2019), apeló al "equilibrio" entre civiles y militares en esta nueva fase que se abre en Sudán y que acerca al país a un acuerdo de paz tras décadas de conflicto.

"Debe haber un entendimiento claro entre los que hicieron la revolución y los que han contribuido en la transición (...) y los militares contribuyeron en la transición", dijo Arman, que se mostró contrario a la exclusión de los castrenses de la fase transitoria en el país.

En este sentido, apuntó que, tanto el documento constitucional establecido tras el derrocamiento de Al Bashir como el acuerdo de paz entre grupos armados y Gobierno para silenciar las armas, son los instrumentos con los que "se gobierna" Sudán en estos momentos.

Arman llegó hoy a Jartum procedente de la capital sursudanesa al frente de una delegación formada por 36 miembros, entre ellos 12 líderes ejecutivos del Frente Revolucionario, para "implementar" la paz y apoyar al país durante la fase de transición.

Aseguró que el movimiento armado "tiene el propósito de formar un bloque transitorio" para ofrecer soluciones en relación al fin del conflicto, la reforma del sistema militar y el regreso de los desplazados a sus tierras de origen.

Por su parte, el vicepresidente de la delegación, Nemr Abdelrahman, dijo que el acuerdo de paz preliminar firmado con el Gobierno el pasado 31 de agosto para consolidar el proceso político de transición es "equitativo en todas las zonas afectadas por la guerra, de forma legal y clara".

El Gobierno y el Frente Revolucionario firmaron el 31 de agosto un acuerdo preliminar de paz que supone un paso de gigante para silenciar las armas y consolidar el proceso político de transición que comenzó con el derrocamiento de Al Bashir.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD