17-09-2020 / 22:30 h EFE

Túnez importará por primera vez un total de 500.000 toneladas de fosfato desde la vecina Argelia, pese a ser un sector clave de su economía, debido a los continuos movimientos de protestas en la región minera de Gafsa (centro-oeste) que han paralizado su producción.

Según la prensa local, el Grupo Químico Tunecino (CGT) recibirá a partir de ahora 40.000 toneladas mensuales para constituir una reserva de esta materia y cumplir así con sus compromisos de producción de abono. La compañía nacional emplea un total de 15.000 personas y genera el 2 % del PIB del país gracias a sus ocho minas, concentradas en Gafsa, y tres plantas industriales.

El que fuera una década antes el quinto productor mundial de fosfato, arrastra desde entonces pérdidas por un valor de 237 millones de euros, a lo que se suma una caída en su producción del 40 %, aseguró su director general, Abderrazak Ouanassi, en declaraciones a la agencia estatal TAP.

La Compañía de Fosfatos de Gafsa (CPG), la mayor mina de extracción del país, pasó de producir ocho millones de toneladas anuales en 2010 a sólo 3,6 millones en 2019. Sólo el año pasado la merma alcanzó cerca de 150 millones de euros, lo que podría poner en peligro el pago de los sueldos, señaló el responsable.

Meses antes, el director general de la CPG, Raffa Nassib, denunció las contrataciones "no productivas" que han aumentado en un 70 % la masa salarial y que "amenazan" la continuidad de la empresa.

La zona minera de Gafsa es la principal fuente de creación de empleo de esta región desfavorecida, la segunda con mayor tasa de paro, y que en los últimos años ha protagonizado protestas contra la ausencia de políticas de empleo por parte del Estado y denuncias sobre irregularidades y favoritismo en las contrataciones.

El pasado mes de agosto el transporte ferroviario de fosfato retomó tras tres años de interrupción, después de que los manifestantes bloquearan las vías y las carreteras de acceso en demanda de puestos de trabajo para sus habitantes, bloqueando 1,5 millones de toneladas en la mina de Redeyef.

En 2008, esta provincia se convirtió en escenario de uno de los enfrentamientos más violentos tras paralizar la producción de fosfato durante seis meses y que terminó con una fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad del régimen. Un episodio que marcaría la antesala de la llamada "Revolución de los Jazmines" que en 2011 puso fin a los 23 años de dictadura de Zine El Abidine Ben Ali.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD