18-09-2020 / 14:52 h EFE

Las 20.687 firmas conseguidas para poner en marcha la moción de censura contra Josep Maria Bartomeu y su junta directiva, en tiempos de pandemia y sin partidos en el Camp Nou, suponen un cambio de paradigma y una nueva forma de movilización de los socios barcelonistas, sobre todo a partir de una plataforma: twitter.

Hasta no hace nada, las críticas en esta red social a la política del club azulgrana o contra el presidente se minimizaban al considerar que los usuarios en twitter no representaban a la masa social, pero al club y también a algunos medios de comunicación, la realidad les ha hecho abrir los ojos.

Twitter ya no es una línea paralela a la realidad, sino una línea de conexión. Aquellos "descamisados", como se solían llamar a estos activos usuarios en la red del pajarito desde hace tiempo, se han convertido en los impulsores de una moción de censura, y no solo eso, sino que han conseguido más de 20.600 firmas, el máximo conseguido en la historia de la entidad.

Curiosamente cuando el club azulgrana anda enredado aún en el BarçaGate, un caso en el que una empresa contratada por el club habría llevado a cabo en las redes sociales una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu, la fuerza del twitter se ha vuelto en contra.

La recogida de firmas se ha liderado desde diferentes sectores del barcelonismo, con un ideario diferente, aunque ahora unidos en un objetivo: derrocar a la directiva de Bartomeu.

En este cajón de sastre están Jordi Farré (precandidato en los comicios de 2015), Marc Duch (Presidente del grupo de opinión 'Manifest Blaugrana', que hace años que forma parte del entorno azulgrana), y Ricard Faura (responsable del grupo de opinión 'Dignitat Blaugrana', y uno de los que denunciaron al club por el 'Barçagate' que ahora está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona).

Pero también los precandidatos Víctor Font y Lluís Fernández Alà, así como otros grupos organizados mediante twitter como 'Cor Blaugrana', 'Seguiment FCB', 'El Senyor Ramon', 'La Resistencia del Palau', 'Compromissaris FCB' y 'Noies Twitter Barça'.

La frase "!Es la economía, estúpido!", ideada por James Carville, asesor de Bill Clinton durante las elecciones presidenciales estadounidenses de 1992, podría variarse en este caso por: "!Es el twitter, estúpido!".

Clinton, entonces gobernador en Arkansas, partía con desventaja en las encuestas respecto a su rival, George Bush padre, que había conseguido un gran éxito al frente de la Casa Blanca en materia de política exterior.

Pero consiguió darle la vuelta después de que el mensaje calara en el electorado aprovechando la complicada coyuntura económica. Ahora, quién sabe, si el twitter ha entrado en juego, a una escala mucho más pequeña, para cambiar el destino inmediato del Barça.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD