19-09-2020 / 12:51 h EFE

La cooperativa Cobadu mantiene las inversiones previstas este año en sus instalaciones de Moraleja del Vino (Zamora) y contempla continuar este año el crecimiento de los últimos ejercicios pese al incendio que ha afectado a seis de sus naves de almacenamiento.

"Este año seguiremos creciendo, aunque estamos malacostumbrados a tener crecimientos muy espectaculares", ha declarado en una entrevista a la Agencia Efe el gerente de Cobadu, Rafael Sánchez Olea, que ha recordado que el incendio de la madrugada del 6 a 7 de septiembre no afectó a ninguna de las fábricas de piensos.

Por ello, pese al percance sufrido, la actividad sigue siendo normal "no hemos notado absolutamente nada", ha indicado el máximo responsable de la que es una de las mayores cooperativas agroganaderas de España con 10.500 socios y unos 345 millones de euros de facturación anual.

De hecho, pese a que este año la cosecha de forrajes ha sido "magnífica" y eso reduce las necesidades de pienso de las ganaderías, la cooperativa registra hasta el momento un incremento de ventas de piensos respecto al año pasado.

La merma de materia prima que ha supuesto el incendio tampoco supondrá un problema para Cobadu, ya que el "deterioro económico" del siniestro está cubierto con el seguro.

La cooperativa cuenta asimismo con el apoyo expresado por las Administraciones en los últimos días de cara a la reconstrucción y con los recursos propios de la cooperativa procedentes de "lo que hemos ido ahorrando estos años", ha explicado Sánchez Olea.

Con los rescoldos del incendio aún por apagar y un retén de bomberos presente a diario en las instalaciones de la cooperativa para evitar reproducciones en las naves siniestradas, Cobadu gestiona ya la contratación de una empresa de derribos para retirar las cubiertas de las naves dañadas.

Posteriormente habrá que retirar el trigo, la cebada y la alfalfa almacenada que se ha quemado en el incendio y hacer una valoración global de los daños, tanto en materia prima como en instalaciones.

En el primer aspecto, los daños serán reducidos por la gran capacidad de almacenamiento de la cooperativa, que en sus instalaciones de Moraleja del Vino dispone de más de treinta naves, de las que solo seis se han incendiado, con una capacidad conjunta para hacer acopio de 450.000 toneladas.

Además, la gran cosecha de este año hace que no tengan problemas porque hay cereal suficiente por "si tuviéramos necesidad de salir a comprar a socios o a mayoristas y almacenistas de cereal", ha asegurado el gerente de la cooperativa.

El incendio tampoco ha frenado los planes de nuevas infraestructuras de la cooperativa, que sigue adelante con la construcción de una nueva deshidratadora, un nuevo secadero mixto de maíz y pipas de girasol y un nuevo centro de limpieza de semillas.

Del mismo modo, continúa con los planes para habilitar más naves de almacenamiento de paja y alfalfa.

También tiene en marcha un proyecto para crear un área comercial que incluirá, entre otros servicios, gasolinera, supermercado, cafetería-restaurante, suministros agroganaderos o taller de neumáticos.

La ejecución de ese proyecto a lo largo de 2021 permitirá descongestionar las instalaciones centrales situadas al otro lado de la carretera, por las que cada día acceden entre 160 y más de 300 camiones, tanto de entrada de materias primas como de salida de piensos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD