21-09-2020 / 13:51 h EFE

Castilla y León, una de las comunidades más autónomas más castigadas por la pandemia desde el levantamiento del estado de alarma (21 de junio), extremará la lucha contra el virus mediante la vigilancia del cumplimiento de las cuarentenas por parte de los ciudadanos sometidos a este proceso.

En colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se realizarán controles aleatorios presenciales y telefónicos para vigilar las cuarentenas, confinamientos o aislamientos ordenados por las autoridades sanitarias.

Esta nueva medida es fruto de un protocolo de colaboración firmado este lunes en Valladolid y que han presentado en esta capital, durante un acto conjunto, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el delegado del Gobierno en la comunidad autónoma, Francisco Izquierdo.

Castilla y León informará y asesorará a la Delegación del Gobierno sobre lo criterios sanitarios de lucha y control que se determinen en cada momento, y ésta apoyará a los inspectores sanitarios en la incoación de las denuncias correspondientes, que darán paso a una sanción administrativa (multa) y, en su caso debido, a la reiteración del incumplimiento, a una responsabilidad penal.

Este protocolo tiene efectividad desde el momento de su firma, has informado fuentes de la administración autonómica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD