21-09-2020 / 20:00 h EFE

La Junta de Extremadura ha actualizado las medidas y pautas de actuación en la prestación de servicios de los empleados públicos del ámbito de la Administración General, tanto en la modalidad presencial como en la de teletrabajo, mientras persista la crisis sanitaria.

La premisa es garantizar la adecuada prestación y funcionamiento de la Administración, además de la seguridad y salud del personal ante la COVID-19, ha informado la Junta de Extremadura.

La resolución, negociada con los representantes sindicales, recoge la posibilidad de compatibilizar el trabajo presencial, que será la forma ordinaria, con las modalidades no presenciales.

En el primer caso, se garantizará la adopción de las medidas preventivas incluidas en los protocolos del Servicio de Salud y Prevención de Riesgos Laborales; mientras que en la modalidad a distancia se garantizará que puedan desarrollarse las tareas asignadas con un nivel de prestación similar mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación.

Todo ello se hará con una especial atención a los colectivos clasificados como grupos vulnerables por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y recogidos en apartado 5 del Protocolo de Medidas de Prevención y de Protección por la Pandemia de Coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19) Desescalada / Nueva Normalidad de la Junta de Extremadura.

La modalidad de trabajo presencial podrá compatibilizarse de forma puntual o periódica con el desempeño del teletrabajo, siempre que la naturaleza del puesto de trabajo lo permita, tenga un carácter voluntario y reversible y se garantice el derecho a la desconexión digital.

Para ello, los responsables de cada unidad orgánica podrán determinar turnos de trabajo no presencial, optando si fuera posible por rotaciones semanales con la finalidad de minimizar los riesgos para la salud de los empleados públicas.

En todo caso, el acceso será prioritario a esta modalidad para los empleados incluidos en los grupos de riesgo.

La Administración regional mantiene la flexibilidad en los horarios de entrada y salida de los centros de trabajo para que se realicen de forma gradual y escalonada, sobre todo en centros con afluencias masivas.

Del mismo modo, los empleados públicos que tengan personas dependientes a su cargo y se vean afectados por el cierre de centros educativos y discapacidad, declaraciones de cuarentenas o periodos de aislamiento podrán optar por prestar sus servicios en la modalidad no presencial hasta la finalización de la citada situación.

En caso de que no hagan uso de esta modalidad, o que los puestos no sean susceptibles de trabajar a distancia, se aplicarán las medidas de conciliación y flexibilización ya establecidas, u otros permisos a los que puedan acogerse.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD