22-09-2020 / 10:00 h EFE

El Ayuntamiento de Girona hará una revisión de oficio de las facturas de agua correspondientes al período del confinamiento y a los meses posteriores al haber detectado disfunciones entre las lecturas estimadas y reales de consumo.

Según informa el consistorio, esa situación podría tener una repercusión en la correcta cuantificación de la tarifa aplicada por el método de cálculo en un contexto general de aumento del gasto.

Actualmente se analiza el número de afectados, aunque se cree que es un porcentaje reducido sobre el total de abonados a la compañía Aigües de Girona, Salt i Sarrià (Agissa).

Las primeras estimaciones apuntan a que a un tercio de usuarios se le realizó una lectura real en el momento, por lo que quedan excluidos de la revisión.

Agissa se pondrá en contacto en los próximos días con los abonados, a la vez que se abren las vías de reclamación en casos de dudas o desacuerdos.

Desde el 13 de marzo, con el inicio del estado de alarma, se inició un protocolo para aplicar lecturas estimadas en base a los consumos realizados en el mismo período del año anterior.

El mayor consumo en algunos casos durante el confinamiento se ha cobrado en la factura de septiembre, con el consiguiente salto de bloque tarifario y, por tanto, de aumento del precio de agua, por lo que se realizará ahora este análisis de oficio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD