22-09-2020 / 13:01 h EFE

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado la resolución que obligaba a la empresa Bridgeston Hispania al pago de 146.000 euros a la familia de un trabajador que falleció por un cáncer causado por la exposición a fibras de amianto.

En una nota, la asociación ASVIAMIE ha informado de que el TSJPV ha desestimado el recurso de suplicación de la empresa y ha ratificado la condena del Juzgado de lo Social número 2 de Bilbao al pago de 145.984,1 euros en concepto de daños y perjuicios a la viuda e hija de JMDR, fallecido a causa de un mesotelioma pleural, derivado de la exposición a fibras de amianto entre 1984 y 2010, periodo en el que trabajó como Jefe de Seguridad.

Según ha considerado probado el TSJPV, la compañía empleó amianto como aislante térmico de las tuberías de vapor, caldera, prensas de vulcanizado y cubierta de las naves.

A partir de 2002, con diversas empresas, desarrolló labores de desamiantado, en particular del calorifugado de tuberías, calderas y prensas de vulcanización, retirada de planchas de fibrocemento de las naves y materiales almacenados.

“Pero Bridgestone no realizo medición de concentración ambiental de fibras, como requería la Orden Ministerial, no dio información de ese riesgo, ni colocó señalización alguna, ni suministró mascarillas, ni dio cursillos a los trabajadores”, ha explicado la nota.

Tampoco realizó reconocimientos médicos específicos, no dotó de doble taquilla para la ropa de trabajo y no se les lavó la ropa de trabajo.

El trabajador desarrolló tareas de reparación de averías de las conducciones de vapor recubiertas de amianto y más tarde, como jefe de seguridad, lideró procesos de desamiantado, sin medidas de protección.

En 2017 se le diagnosticó un mesotelioma pleural y falleció un mes más tarde de que el INSS le concediera la incapacidad absoluta derivada de enfermedad profesional.

La empresa impugnó dicho reconocimiento, pero tanto la sentencia de primera instancia como la del TSJPV, han acreditado la exposición al amianto como causa de la grave enfermedad.

El juzgado de Bilbao había resuelvo de manera “contundente” que Bridgestone había incumplido la normativa preventiva del amianto y que dicha infracción es la causante de la enfermedad profesional padecida por el trabajador fallecido y ahora el TSJPV ha insistido en que el empresario infractor debe reparar los daños y perjuicios causados.

ASVIAMIE ha mostrado su satisfacción por la sentencia del TSJPV y ha considerado que la empresa “debe abandonar la inútil vía del recurso judicial ante la evidencia de sus infracciones, que multiplica el sufrimiento de las víctimas y optar por pagar la indemnización, pedir perdón por todo el daño causado con sus infracciones”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD