22-09-2020 / 17:41 h EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, comparece mañana como investigado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en su segunda causa por desobediencia por negarse a descolgar una pancarta de apoyo a los políticos presos, mientras el Supremo medita aún si lo inhabilita.

Torra está citado a declarar ante el magistrado del TSJC Carlos Ramos, el mismo que investigó la primera querella contra el president por desobedecer a la Junta Electoral Central, que se saldó con una condena de año y medio de inhabilitación, pendiente ahora de que el Supremo la ratifique.

En esta ocasión, el presidente catalán no está imputado por desobedecer al árbitro electoral, sino una orden del propio TSJC, que el 20 de septiembre de 2019 le dio un ultimátum de 48 horas para que descolgara del Palau de la Generalitat una pancarta de apoyo a los presos políticos con un lazo amarillo.

A raíz de una demanda presentada por Impulso Ciudadano -asociación liderada por el exdiputado de Cs en el Parlament José Domingo-, la sala contenciosa del TSJC conminó al president a retirar el símbolo pro presos del Palau de la Generalitat para garantizar la neutralidad del edificio permanentemente, no solo en campaña electoral.

El interrogatorio a Torra en el TSJC tendrá lugar mientras el Supremo está a punto de dictar su sentencia sobre el recurso que presentó contra su condena a año y medio de inhabilitación, que según fuentes jurídicas podría notificarse a finales de esta misma semana y desalojarle de la presidencia de la Generalitat, lo que dejaría su segunda causa en manos de la justicia ordinaria.

A diferencia de la causa por la que fue condenado a inhabilitación, en este caso Torra está acusado de desobedecer una orden judicial, lo que deja a su defensa sin uno de los principales argumentos que ha esgrimido hasta ahora: que la Junta Electoral Central no es una instancia superior al president ni tenía competencias para obligarlo a retirar la pancarta.

En los recursos que ha presentado en la nueva causa, la defensa ha alegado que la orden del alto tribunal supone una vulneración del derecho fundamental a la libertad de expresión y, por lo tanto, que Torra la ignoró al considerarla ilegítima, argumentos también invocados en el primer juicio.

La nueva investigación a Torra deriva de su negativa a acatar el ultimátum de 48 horas que el TSJC le dio para que retirara la pancarta del Palau de la Generalitat, tras lo que la sala dictó un nuevo requerimiento en el que instaba a los Mossos d'Esquadra a ejecutar su orden, como así hicieron.

Tras la retirada de la pancarta, cuatro activistas independentistas -los exdiputados Lluís Llach y Antonio Baños, la actriz Sílvia Bel y la portavoz de la plataforma Som Escola, Teresa Casals- desplegaron otra con el lema "Libertad de opinión y expresión. Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos".

Ante el desacato de la orden, la sección contenciosa del TSJC remitió el caso a la sala civil y penal que, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, resolvió abrir diligencias para investigarlo, por segunda vez, por desobediencia.

Como ya hiciera en su juicio y en su primera declaración como investigado, Torra acudirá mañana ante el TSJC arropado por la plana mayor del independentismo: delegaciones de JxCat, PDeCat, ERC, CUP y Demòcrates, así como los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, Elisenda Paluzie y Marcel Mauri, respectivamente, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, lo acompañarán a la puerta del Palau de Justícia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD