23-09-2020 / 12:31 h EFE

La Unión Europea (CE) considera que se ha abierto una oportunidad para rebajar la tensión con Turquía por sus prospecciones de hidrocarburos en aguas que reclaman Grecia y Chipre, aunque la situación es aún "volátil", según reconocieron este miércoles fuentes comunitarias.

"Hay una ventana de oportunidad pero la situación aún es volátil. Hay que continuar los esfuerzos", subrayaron.

Grecia y Turquía acordaron este martes reanudar, por primera vez en cuatro años, los contactos exploratorios para resolver sus disputas, un anuncio hecho tras reunirse por videoconferencia el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La UE reconoce que la tensión entre Grecia y Turquía se ha enfriado tras intensos contactos diplomáticos y la retirada de un buque exploratorio turco de aguas consideradas de la zona económica exclusiva griega, pero no así con Chipre.

Este país ha llegado incluso a bloquear la aprobación de sanciones comunitarias a Bielorrusia por el fraude en sus últimas elecciones y la represión de manifestantes si la UE no sancionaba también a Ankara, como se disponía a hacer este verano.

Los líderes de la Unión abordarán esta situación en su próxima cumbre en Bruselas, que ha sido pospuesta de esta semana a la próxima por encontrarse Michel haciendo una cuarentena preventiva por la COVID-19.

"Usaremos este tiempo para rebajar tensiones. Se puede ver como que se pierde el impulso o que se gana tiempo. No voy a especular", apuntaron las fuentes sobre el retraso de la cumbre.

En todo caso, dijeron que ahora mismo la Unión apuesta por "reforzar la vía bilateral" con Turquía, a través de la cual necesitan tratar con país muchos asuntos de interés para ambas partes.

"Todos queremos reducir tensiones, tener una relación predecible con Turquía y trabajar de forma cooperativa. Pero la cuestión es cómo conseguirlo", comentaron, y agregaron que intentarán lograr "más implicación" de Ankara y que tenga "un enfoque más cooperativo".

Al margen de las tensiones en el Mediterráneo oriental con Chipre y Grecia, la UE tiene interés en mantener el acuerdo de 2016 para que Turquía mantenga en su territorio a refugiados y demandantes de asilo.

Tras la conversación con Erdogan, que fue "franca", aseguraron que el presidente turco no exigió condiciones para relanzar la relación.

Sí destacaron la importancia para Turquía de que la UE liberalice su política de visados con sus ciudadanos, un asunto que reconocieron que es "político" para Erdogan pero que para la Unión se basa meramente en unos criterios objetivos que ese país aún no ha cumplido, como incrementar su cooperación judicial con los europeos.

En cualquier caso, las fuentes comunitarias advirtieron de que la discusión sobre la relación con Turquía "no va a ser fácil entre los Estados miembros", según indicaron que Michel explicó a Erdogan.

"Todas las opciones están sobre la mesa (...). No es blanco o negro", indicaron, y recordaron que el comportamiento de Turquía en los últimos meses ha sido "hostil".

"Queremos que Turquía tenga un enfoque mucho más constructivo que aporte beneficios a ambas partes", concluyeron.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD