24-09-2020 / 15:40 h EFE

Héroe en una increíble tanda de penaltis en la Copa Intercontinental de fútbol en 1988, el uruguayo Jorge Seré afronta ahora un nuevo desafío fuera del deporte: la política, un lugar donde, al igual que dentro de la cancha, lo está dando todo para ganar.

Volando de poste a poste 32 años atrás, 'Supermán' detuvo los disparos de Wim Kieft, Eric Gerets y Berry van Aerle, y ayudó a que se desviara el del danés Søren Lerby para que el Nacional pudiera imponerse desde los doce pasos ante el PSV Eindhoven de Holanda y firmara el último título mundial de un club uruguayo.

Pese a que en aquella ocasión acertó el lugar al que debió tirarse la mayoría de veces, Seré cuenta a Efe que "no es fácil" detener un penalti y, cuando se le compara eso con la política, a la que acaba de llegar para intentar ser alcalde de un municipio (conjunto de barrios) de Montevideo, dice que son "cosas distintas".

"Yo tengo una forma de ser que la conoce todo el mundo por mi actividad pública durante muchos años en el fútbol y en periodismo. Hay gente que le gustará más o menos, hay una cantidad de propuestas, hay un equipo y, a partir de ahí, la gente toma la decisión de votar o no. En un penalti es mano a mano con el que ejecuta y es más difícil", apunta.

Este domingo 27 de septiembre, en las elecciones departamentales y municipales que vive Uruguay, tendrá ocasión de valorar si el trabajo hecho en campaña equivale a una preparación deportiva a la hora de obtener resultados.

EL GOL QUE LE MARCÓ KOEMAN

En aquella final de 1988, una de las principales figuras del conjunto neerlandés era el hoy técnico del Barcelona, Ronald Koeman, autor de un tanto en los 120 minutos de juego.

"Evidentemente dentro de lo que era ese partido final, él era la estrella", comenta Seré, quien agrega que "era un gran zaguero, que le pegaba muy bien a la pelota" y que, en su opinión, el podio de aquel partido lo ocuparon Koeman y el brasileño Romario -por el PSV- y su compañero en el Nacional Hugo de León.

Consultado por el presente del exdefensor, Seré apunta que tiene "un desafío muy grande" en el Barcelona, aunque enfatiza que dirigir a un equipo de ese calibre "es lo mejor que te puede pasar".

"Es verdad que tenés la obligación de ganar, de jugar bien, de golear, de ganar todos los títulos y eso a veces hace que sea más difícil. Obviamente que es preferible dirigir un equipo como el Barça y no un equipo que está peleando el descenso", remarca.

DEL FÚTBOL A LA POLÍTICA

Sin oportunidades para dirigir en Primera División, Seré no se queja ni se amarga por no haberlas tenido y simplemente disfruta su carrera como entrenador de fútbol sala, especialidad en la que lleva 20 años trabajando en categoría femenina, y como periodista deportivo.

Ahora, a estas tareas le podría sumar la de alcalde del municipio CH -dentro de cuyos límites se encuentran el Estadio Centenario y el Gran Parque Central, cancha del Nacional- de Montevideo, cargo para el que se postula por el Partido Nacional (PN, centroderecha), el mismo del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

"No se me ocurrió participar en política, sino que me invitaron y me gustó el desafío y la posibilidad de ser alcalde. Dentro de lo que podríamos llamar cargos políticos es algo que sí me gusta, porque es estar en contacto con gente, lograr soluciones rápidas para problemas más cotidianos", apostilla.

Pese a que ya dio este primer paso, Seré remarca que, a sus 59 años, trata de vivir "el día a día" y no está buscando comenzar una carrera política.

No obstante, con vistas a los comicios del próximo 27 de septiembre asegura que se ve "ganando" y subraya que si pierde lo hará con la tranquilidad de que hizo todo lo posible para conseguir una victoria.

"Si ganamos vamos a estar todos felices, muy contentos", comenta Seré.

UNA LEYENDA DEL DEPORTE

Lo que no abandona en su vida, ocurra lo que ocurra el domingo, es el amor por el fútbol.

Hace cuatro años, 'Supermán' Seré fue invitado a jugar un partido en Cochabamba (Bolivia) en un equipo conformado por 'amigos de Gianni Infantino', presidente de la FIFA.

"Ahí se generó una muy buena onda con Infantino y con todo el equipo que él tiene atrás y en pocos meses me invitaron al Congreso de FIFA que hubo en México. A partir de ahí se generó un vínculo prácticamente de todos los años tener alguna invitación", cuenta el uruguayo, quien es uno de los exfutbolistas nombrados Leyenda FIFA en todo el mundo.

Respecto a la labor del presidente del ente rector del balompié, Seré asegura que este "ha generado un cambio enorme" y que le parece "bárbaro" que alguien en su posición "sea un tipo al que le gusta el fútbol".

"Que sienta pasión por el fútbol y que a la vez se rodee de exfutbolistas como asesores eso para mí marca algo muy importante", apostilla 'Supermán' Seré, la leyenda FIFA que en 1988 viajó a Tokio (Japón) "con la ilusión y la confianza de que se podía (ganar)" y allí voló hacia la gloria.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD