25-09-2020 / 10:01 h EFE

El Hospital Universitario Santa Maria de Lleida ha quedado libre de COVID-19 tras el descenso progresivo del número de ingresos en las últimas semanas.

Según ha explicado el centro, la primera semana de agosto ya se cerró una de las dos plantas habilitadas para estos pacientes y hoy viernes se ha cerrado la segunda, al dar el alta al último paciente ingresado.

En este sentido, recuerdan que la máxima tensión asistencial del hospital tuvo lugar el pasado 31 de julio, cuando 40 de los ingresados (el 51 % del total) eran pacientes diagnosticados de COVID-19.

Gracias a la apertura de estas dos plantas en el Santa Maria y de haber dedicado toda la UCI al tratamiento de pacientes más graves con esta patología, se pudo rebajar la presión del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida y evitar la apertura de una cuarta planta en este centro.

Durante la primera ola de la pandemia, los pacientes con coronavirus en la UCI del Arnau de Vilanova llegaron a ser el 80 % del total, mientras que en julio no se llegó al 40 %.

Este descenso se ha debido a la instalación de un sistema de ventilación de pacientes semicríticos en las plantas COVID con dispositivos de asistencia ventilatoria.

"Su seguimiento diario se ha efectuado en coordinación con el equipo de la UCI, lo que ha permitido disminuir la tasa de ingresos en esta unidad", según las mismas fuentes del centro.

No obstante, entre el 8 y el 27 de julio, todas las camas de la UCI del Santa Maria estaban dedicadas a pacientes con COVID, igual que pasó en abril, a causa del menor número de camas disponibles.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD