28-09-2020 / 14:31 h EFE

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha anunciado que la institución está trabajando en un plan para que las residencias de mayores se conviertan en el "último recurso" y que estos permanezcan en su ámbito familiar el mayor tiempo posible con mejoras en las prestaciones económicas y desgravaciones fiscales.

La crisis marcada por la covid-19 y su incidencia en la economía alavesa y en los servicios socio sanitarios han marcado el discurso del pleno de política general del territorio, que ha comenzado este lunes con la intervención del diputado general y que proseguirá mañana con los discursos de los grupos junteros.

González ha reconocido que la pandemia "lo ha condicionado todo" y que superar sus consecuencias marca los objetivos principales de la institución para este año: defender la salud de los alaveses y trabajar para minimizar su efecto en la economía.

Ha recordado que la afección de la covid ha sido especialmente dura entre los más mayores, ámbito en el que ha reconocido que se han tenido que tomar medidas "difíciles", pero ha subrayado que la situación actual en las residencias ahora es muy diferente a la de los meses de marzo y abril.

En este sentido, ha anunciado que la Diputación trabaja en el plan "Etxean Bai", con el que se pretende que las residencias sean el "último recurso" y que los mayores permanezcan en su ámbito familiar el mayor tiempo posible, para lo que apoyará la creación de empleo en el sector de los cuidados.

Así, la institución mejorará la prestación económica de asistencia personal (PEAP), ayuda económica para que las personas con dependencia puedan contratar una asistencia personal profesional, hasta equipararla con el salario mínimo interprofesional en el grado 3 de dependencia.

Además, habrá un tratamiento fiscal favorable a la contratación de asistentes personales, mediante una desgravación fiscal a las familias que utilicen esta figura.

Estas medidas son parte de un paquete más amplio con el que se busca "un cambio profundo en el sistema de servicios sociales", ha señalado González, quien se ha mostrado preocupado por la situación de las trabajadoras de las residencias privadas sin convenio colectivo y ha advertido de que las condiciones laborales de algunas de esas residencias "tienen que mejorar", demanda que ya ha trasladado a las empresas responsables.

"No se concertarán plazas con residencias sin convenio, pero además es necesario a futuro cambiar el modelo de concertación", ha reivindicado.

González ha apuntado que la consecuencia económica más grave de la covid-19 es la pérdida de 5.648 empleos en el territorio y ha subrayado que para recuperarlos es preciso trabajar en la mejora de la competitividad de las empresas, mientras que en área fiscal ha indicado que, a la espera de conocer los efectos de la última reforma tributaria, en estos momentos no es "apropiado" hacer cambios en "profundidad".

De cara a ayudar a los autónomos a enfrentar esta crisis, González ha anunciado la exención del tercer pago fraccionado del IRPF, con un impacto económico de 8,2 millones, y además ha dicho que se adelantará la devolución del Impuesto de Sociedades a microempresas y pequeñas empresas.

El diputado general ha hecho hincapié en que en la actual situación los acuerdos son más necesarios que nunca, por lo que ha tendido la mano a la oposición para trabajar conjuntamente. En este sentido, ha anunciado que convocará a los portavoces de la oposición tras el Consejo Vasco de Finanzas del 15 de octubre para tratar de pactar los presupuestos del 2021 "desde el inicio". "Estos serán los presupuestos de la recuperación", ha vaticinado.

"Es tiempo de diálogo, acuerdos y de tender la mano. Más que nunca es tiempo de construir", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD