28-09-2020 / 15:10 h EFE

Un juez de Manresa (Barcelona) ha condenado a 14 meses de inhabilitación y a un multa de 2.100 euros al exedil de ERC de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) Jordi Pesarrodona, por impedir que la Guardia Civil entrara en una escuela de municipio el 1-O donde se encontraban las urnas del referéndum ilegal.

En su sentencia, el juzgado de lo penal número 2 de Manresa ha rebajado la petición de dos años de inhabilitación y 5.400 euros de multa que solicitaba la Fiscalía por un delito de desobediencia grave a la autoridad, por haber cerrado las puertas del CEIP Joncadella junto a otras personas para evitar la entrada del instituto armado, que pretendía impedir la consulta independentista.

El magistrado considera que Pesarrodona se valió de la "reputación social que tenía" como cuarto teniente de alcalde para impedir el acceso de la Guardia Civil en la escuela pese a "ser previamente conocedor de la notoria y pública noticia de que el Tribunal Constitucional había suspendido la Ley catalana del referéndum".

Para el juez, el exconcejal actuó "guiado por el ánimo de hacer realmente posible" la consulta, lo que resultó en que el instituto armado "no pudo desarrollar su función legalmente y judicialmente asignada en dicho punto de votación en activo".

La sentencia valora "nada verosímil ni lógica ni creíble" la versión que ofreció Pesarrodona durante el juicio cuando aseveró que "era un ciudadano más que quería votar" y sostiene que "el acusado desde un primer momento sí tenía conocimiento oral y patente de la ilegalidad de la votación que allí se estaba desarrollando y que eran ilícitas y antijurídicas sus acciones y omisiones que mantuvo".

"No siendo nada creíble que realmente desconociera que la votación del referéndum del 1-10-2017 había sido suspendida por el TC, precisamente siendo una persona miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento, regidor con funciones socio-educativas, y como él mismo reconoció en la última palabra que evidentemente que ve la televisión y sigue las noticias y ostenta formación básica y es activista de la resistencia pacífica", recuerda el juez.

La imagen de Pesarrodona se hizo viral poco después de que posara con una nariz de payaso junto a un guardia civil que custodiaba un edificio de la Generalitat durante los registros practicados el 20-S por orden judicial.

Durante el juicio, que se celebró el pasado lunes, el exconsejal republicano se declaró "víctima de una persecución" por parte de la Fiscalía, del mismo modo que -dijo- lo fue por parte de la Guardia Civil cuando ésta trataba de acceder a la escuela.

Además, defendió su comportamiento como un acto de desobediencia civil, aseguró que acudió al colegio como un ciudadano más y no en calidad de teniente o representante público y garantizó que en ningún caso le fue notificada la resolución del Tribunal Constitucional en la que se prohibía el referéndum.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD