28-09-2020 / 21:00 h EFE

El Jurado que ha juzgado la muerte de la joven Yurena N.L. en Telde (Gran Canaria) ha fallado que su pareja hasta ese momento, Víctor Ayose G.G., la asesinó sin darle posibilidad alguna de que se defendiera, tras negarse a aceptar que lo dejara por otro hombre.

En un veredicto dictado por unanimidad y leído esta tarde en la Audiencia de Las Palmas, el tribunal establece que el procesado asfixió a Yurena en una acción en la que aprecia dos agravantes: la del ataque alevoso que privó a la víctima de cualquier posibilidad de sobrevivir y la de pretender imponer "su dominación" sobre ella, por el mero hecho de ser mujer.

El Jurado reconoce a Víctor Ayose G.G. como atenuante el hecho de haberse entregado a la Policía y haber admitido el crimen, si bien remarca que su confesión no fue del todo sincera y que ha mantenido una versión que ocultaba parte de las circunstancias y motivaciones de crimen.

El fallo también declara al otro procesado José Manuel H.S. culpable de haber intentado encubrir el crimen, porque entiende que se ha probado que ayudó a Víctor Ayose G.G. a envolver el cuerpo de la víctima en plásticos y a ponerlo en el maletero del coche con el fin de hacerlo desaparecer, aunque luego el autor del asesinato decidió entregarse, tras hablar con sus padres.

En virtud de este veredicto, las acusaciones han solicitado 22 años de cárcel por asesinato para Víctor Ayose G.G. y tres años de cárcel por encubrimiento para José Manuel G.G.

Este último ha aprovechado su derecho a decir la última palabra del juicio para insistir en su inocencia, asegurando que tuvo "la mala suerte" de que Víctor Ayose recurriese a él tras acabar con la vida de Yurena, un hecho en el que alega no tener "nada que ver" y "no entender el por qué se le acusa", ya que, a su juicio, "no hay pruebas" en su contra.

De acuerdo con el relato de hechos establecido por el Jurado, Víctor Ayose G.G. mantenía una relación con la víctima desde 2015, en la que se produjeron episodios de violencia, por lo que Yurena quiso poner fin a la relación y mantenía conversaciones con otra persona a escondidas, por temor a la reacción de su pareja, que la amenazó de muerte en varias ocasiones.

El acusado, al descubrir la relación que mantenía esta con otro hombre, el 31 de marzo de 2017 se colocó a horcajadas sobre ella imposibilitando que pudiese defenderse y, de forma sorpresiva, con el objetivo de acabar con su vida, la agarró por el cuello hasta asfixiarla.

Tras asesinarla, Víctor Ayose bajó el cuerpo sin vida al garaje y lo introdujo en el maletero de su coche para embalarlo en cinta, bolsas de basura y film transparente con la ayuda de su amigo José Manuel.

La acusación particular ha pedido la pena máxima para ambos por considerar "deleznable" y una falta de respeto hacia la memoria de Yurena el tratamiento de su cadáver, al igual que la Fiscalía, que ha valorado de "atroz" la actuación de ambos.

La defensa, en cambio, ha mantenido su solicitud de la pena mínima por los hechos que se les atribuyen a ambos acusados conforme a derecho. El caso ha quedado visto para sentencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD