29-09-2020 / 17:40 h EFE

Un total de nueve calderones tropicales de los quince que ayer, lunes, habían quedado varados en la playa de Morís, en el concejo de Carreño, han sido hallados muertos, según ha informado hoy la Consejería de Medio Rural.

El Gobierno del Principado ha coordinado un amplio dispositivo para rescatar a estos cetáceos que quedaron atrapados en el arenal asturiano, de los que media docena han logrado volver mar adentro, aunque permanecen cerca de la costa.

Una llamada al 112 alertó ayer por la mañana a las autoridades de la presencia de estos animales en la costa e inmediatamente se activó el Protocolo de la Red de Varamiento de Cetáceos.

Agentes del Medio Natural, que durante todo el día han estado siguiendo a los ejemplares, han confirmado que el varamiento ha sido de un grupo de unos 15 calderones tropicales (Globecphala macrorhynchus).

Los miembros del operativo han tratado de que los calderones regresaran mar adentro, pero no ha sido posible y, ante la falta de buenas condiciones lumínicas, se ha suspendido la operación.

A primera hora de esta mañana ha vuelto a reactivarse el dispositivo, tanto desde tierra como por mar, y se ha comprobado que varios ejemplares han logrado regresar al agua, aunque permanecen cerca de la costa, por lo que los trabajos se han centrado en evitar que vuelvan a la playa, mediante una barrera disuasoria con varias embarcaciones.

A los nuevos ejemplares hallados muertos se les practicará la necropsia para intentar esclarecer las causas de su fallecimiento.

El dispositivo, coordinado por el Gobierno de Asturias, a través de la Consejería de Medio Rural, ha contado con la participación de técnicos y agentes del Medio Natural, miembros del Centro de Experimentación Pesquera, Policía Local, Guardia Civil y Salvamento Marítimo, además de los vecinos de la zona han prestado su colaboración.

Por su parte, el naturalista y fundador de la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (CEPESMA), Luis Laria, ha indicado a Efe que no hay constancia de un varamiento masivo de este tipo de animales desde que su organización trabaja en la costa asturiana, en los últimos 22 años.

Es difícil conocer la razón por la que ha sucedido este hecho, aunque Laria, que ha considerado que habría que investigarlo, ha observado el hecho de que este tipo de animales van en manada, siguiendo fielmente al líder, que habitualmente es una hembra.

Un problema auditivo, un sentido tremendamente necesario en el caso de los cetáceos para orientarse, podría estar en el origen del varamiento masivo, aunque Laria ha insistido que sería necesario investigarlo.

Laria ha lamentado que el Principado no cuente con organizaciones como la suya, con experiencia de años, y poder así, tratar de evitar la muerte masiva de este tipo de animales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD