30-09-2020 / 19:01 h EFE

Cantabria registró de enero a julio un superávit de 88 millones de euros (0,69 por ciento de su Producto Interior Bruto), con un impacto derivado de la covid-19 de 36 millones, según los datos facilitados por la comunidad autónoma al Ministerio de Hacienda.

El departamento que dirige María Jesús Montero ha facilitado en un comunicado los datos del déficit del administraciones públicas españolas en el primer trimestre, que se disparó a los 72.136 millones de euros, una cifra que casi triplica la del mismo periodo de 2019 (26.411 millones) y que equivale al 6,46 % del PIB.

Del conjunto de las comunidades autónomas el Ministerio publica ese dato actualizado hasta julio, que refleja un superávit de 3.062 millones (0,27 % del PIB), con datos positivos en todas las regiones excepto Navarra, País Vasco y Murcia.

Y con esas cifra el Ministerio incluye los 4.089 millones de euros que, según la información trasmitida por las comunidades autónomas, se han destinado en esos territorios a hacer frente a la pandemia del coronavirus, lo que supone un 0,37 % del PIB autonómico.

El Ministerio señala que el pasado año, a mes de julio, las comunidades autónomas tenían déficit, pero no ha sido así este 2020 gracias a varias transferencias del Estado, entre ellas el fondo COVID-19, el adelanto de las entregas a cuenta o la positiva liquidación definitiva del sistema de financiación, que permitieron compensar los mayores gastos ligados a la pandemia.

De enero a julio de 2019, Cantabria registró un déficit de 88 millones de euros, un 0,6 por ciento de su PIB, frente al superávit de mismo periodo de 2020, que ha sido de 88 millones.

El Ministerio de Hacienda señala que los diversos gastos asumidos como consecuencia de la pandemia, tanto sanitarios como para paliar sus efectos económicos, unidos a la caída de la recaudación han deteriorado en el conjunto de administraciones las cuentas públicas.

Los datos del Estado más actualizados, que abarcan hasta agosto, reflejan que el déficit continuó incrementándose y alcanzó los 60.295 millones de euros solo para este subsector, un 5,39 % del PIB y cuatro veces el de los ocho primeros meses de 2019 (15.316 millones).

Los ingresos estatales se hundieron en ese periodo un 13,9 %, hasta los 110.480 millones, con un descenso de la recaudación tributaria del 16,1 % que supuso la pérdida de 17.186 millones de euros, un 1,54 % del PIB.

La recaudación del IVA bajó un 15,6 %; la de IRPF, un 27,4 %, -debido no solo al parón de la actividad económica, sino también al efecto del sistema de financiación autonómica, cuyas entregas a cuenta no contemplaban la crisis- y la del impuesto de sociedades, un 7,1 %.

En esos ocho meses, los gastos se dispararon un 18,9 %, principalmente por las transferencias a la Seguridad Social (14.003 millones) y el fondo COVID distribuido entre las comunidades autónomas para paliar los efectos de la pandemia (6.000 millones), así como por los programas sanitarios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD