03-10-2020 / 12:00 h EFE

La presidenta del Colegio Oficial de Médicos de La Rioja, Inmaculada Martínez Torre, ha recalcado a Efe que "no puede haber una persona con positivo en COVID-19 que circule libre por la calle", por lo que ha apelado a la responsabilidad social y a la colaboración ciudadana para evitar el "colapso" del sistema sanitario riojano.

Martínez Torre ha reconocido que el colectivo médico vive "con incertidumbre y preocupación" la segunda ola de la pandemia de COVID-19, ya que los profesionales están "bastante cansados y desilusionados" después de unos meses de intenso trabajo.

Por ello, ha pedido a las personas que tengan que estar confinadas por haber dado positivo que cumplan la cuarentena y a los ciudadanos que no estén enfermos que acudan a trabajar o a sus actividades habituales con total normalidad.

En este sentido, ha incidido en que no se descuiden las revisiones médicas cuando sean necesarias, como en el caso de los pacientes crónicos, por lo que ha recomendado a los enfermos que "no deben quedarse en casa aguantando dolencias que después van a ser más difíciles de controlar".

Así, la presidenta del Colegio de Médicos ha aconsejado a los pacientes que controlen sus patologías y, en el caso de no obtener una cita, hagan uso de las consultas telefónicas de Atención Primaria.

Ha insistido en que "se utilicen los medios sanitarios en el ámbito que se deben usar", por lo que ha rogado que no se acuda al servicio de Urgencias cuando no sea estrictamente necesario para evitar que se "sobrecargue" y se recurra en esos casos al centro de salud.

"Más que un abuso, hay un mal uso de algunos servicios, como Urgencias, porque algunos pacientes se angustian ante la posibilidad de estar contagiados de COVID-19 y poder transmitir la enfermedad a sus familiales", ha opinado.

A su juicio, actualmente la presión asistencial en los hospitales riojanos no es demasiado alta, con 72 personas ingresadas, 17 de ellas en la UCI.

En los últimos meses, La Rioja ha pasado de tener 17 camas de UCI a 32, con la posibilidad de crecer hasta 54 si fuera necesario, una ampliación que Martínez Torre ha considerado "adecuada".

Ha considerado que, durante los peores meses la primera ola, el sistema sanitario regional respondió adecuadamente e incluso fue capaz de acoger ingresos de otras comunidades.

En relación a la situación de la Atención Primaria, en La Rioja se necesitan entre 30 y 40 profesionales para reforzar la plantilla, que ya estaba "justa y escasa" antes de la sobrecarga de trabajo por la pandemia y ahora se encuentra "al borde del colapso".

Aparte de tener que atender nuevas situaciones por la COVID-19, muchos médicos de familia también han resultado infectados de esta enfermedad y están de baja, ha asegurado.

Martínez Torre ha alertado de la jubilación de unos 40 médicos el próximo año en La Rioja, donde hay unos 1.700 colegiados, pero más de 300 son profesionales que ya están retirados.

"El problema es que no hay recambio para estas jubilaciones porque no se ha planificado adecuadamente, a pesar de que España es el país europeo que más médicos gradúa de Europa cada año, el embudo del MIR provoca un atasco en su formación como especialistas, que es algo obligatorio para trabajar en la sanidad pública", ha alertado.

Por ello, ha calculado que este año se han quedado en España casi 8.000 graduados en medicina fuera del sistema de especialización del MIR, por la falta de plazas de formación, mientras que unos 70.000 médicos se jubilarán en los próximos años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD