05-10-2020 / 13:52 h EFE

La Policía Nacional ha detenido a un vecino del municipio segoviano de Garcillán que tenía en su casa unos treinta kilos de plantas de marihuana y otras sustancias como éxtasis, MDMA, cocaína y hachís, drogas que supuestamente vendía en la capital y otras localidades próximas de la provincia.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Segovia, la operación, denominada "PINTOR", comenzó el pasado mes de agosto, después de que agentes de la Policía Nacional detectaran el "mercadeo" de drogas que una persona parecía llevar a cabo en la capital y otros municipios limítrofes.

Con el avance de la investigación y bajo la sospecha de que la sede de la actividad podría estar en su domicilio, los agentes procedieron a registrar la casa con la correspondiente orden judicial.

Allí encontraron plantas de lo que parecía ser marihuana, en avanzado estado de crecimiento y con un peso aproximado de treinta kilos, así como artículos necesarios para su cultivo, cuidado, manipulación y venta.

Se encontraron también en el inmueble otras sustancias estupefacientes como éxtasis, MDMA, cocaína y hachís, que también parecían preparadas para ser distribuidas.

Tras los hallazgos, la Policía Nacional detuvo al supuesto responsable por un presunto delito contra la salud pública y este fue puesto a disposición judicial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD