05-10-2020 / 14:10 h EFE

La Sanidad de Castilla y León abrirá una investigación reservada para saber qué pasó en el caso de la mujer burgalesa Sonia Sainz-Maza, de 48 años, que falleció en agosto de cáncer de colon sin lograr que le dieran una cita presencial con su médico, tal y como ha denunciado su familia recientemente.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha explicado este lunes en rueda de prensa que ha hablado con la hermana de la fallecida, Lidia, a la que le ha dado el pésame y le ha transmitido que analizarán qué ha pasado y las circunstancias para saber qué ha sucedido.

Casado ha pedido "disculpas y perdón por si alguna cosa no se ha hecho bien" y ello ha podido empeorar el diagnóstico, aunque ha recordado que la consulta telefónica es una consulta médica, sin bien "no sustituye a la presencia en los casos que sean necesarios".

Y en esa línea ha anunciado que se abrirá una investigación reservada para analizar lo sucedido.

Casado ha valorado la labor de los sanitarios de la Comunidad y ha recordado que una técnico de la gerencia de Valladolid le ha transmitido su agradecimiento por la manera "exquisita" con la que han tratado desde el centro de salud de Villafrechós a su madre, que ha muerto con 92 años de una insuficiencia cardiaca.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD