06-10-2020 / 12:51 h EFE

Monseñor Carlos Escribano asumirá a mediados del mes próximo el puesto de arzobispo de Zaragoza con ilusión "por volver a casa" y con la vocación de "servir en lo que la iglesia me necesite allí, como he hecho en La Rioja".

Así lo ha explicado en una conferencia de prensa el que hasta este martes ha sido obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, en la que permanecerá en calidad de administrador diocesano hasta el 21 de noviembre, cuando se incorporará a la archidiócesis tras el nombramiento que ha hecho el Papa Francisco para que sea su arzobispo.

Escribano (1964. Carballo. A Coruña) vivió desde niño en Aragón, se ordenó sacerdote en 1996 en Zaragoza; antes había terminado los estudios de Teoría Moral por la Universidad Pontificia Gregoriana en Roma; fue párroco en la capital aragonesa, profesor de su seminario y en 2010 fue designado Obispo de Teruel, donde permaneció hasta 2016, cuando se trasladó a la diócesis riojana para sustituir al ahora presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella.

"Me voy, en parte, con pena, por los cuatro años que he pasado aquí y por lo que he conocido de la sociedad riojana, a la que estoy muy agradecido, pero también tengo la ilusión de quien vuelve a casa", ha subrayado Escribano.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD