07-10-2020 / 13:50 h EFE

La cooperativa ACOR ha puesto en marcha un proyecto global, denominado "Remolacha 5G", cuyo objetivo es alcanzar cada año la contratación de 13.000 hectáreas de este cultivo en Castilla y León, cifra que se considera óptima para obtener la máxima rentabilidad de la planta de Olmedo (Valladolid).

Esa denominación de 5G se debe a que es una propuesta "ganadora", porque "permite el ahorro de 180 euros por hectárea en la compra de semilla o la posibilidad de elegir un descuento fijo en las entregas de la cosecha" y "garantizada", porque asegura unos ingresos mínimos de 42 euros por tonelada hasta 2027.

Además es un proyecto "global", ya que la remolacha cuenta con un "seguimiento continuo" por parte del servicio agronómico, desde el análisis hasta la entrega final del producto, que se produce en módulos -en más de un 70% de los contratos-, según ha explicado este miércoles en rueda de prensa el presidente de ACOR, Justino Medrano.

Asimismo, es un plan "green", puesto que el cultivo de remolacha es el que "más CO2 fija", por lo que se "adapta perfectamente a las exigencias mediambientales y a la nueva normativa de la PAC", y es "guerrero", al "potenciar el desarrollo económico de las zonas rurales, fijando población y creando empleo", ha añadido.

Este proyecto se plantea para la próxima campaña de remolacha 2020/21, aprovechando que la de este ejercicio -que durará unos cien días- se presenta "buena", con la recepción de "más de 1.100.000 toneladas", ya que, en tan solo dos días de campaña, se han recibido ya "22.000 toneladas", tal y como ha confirmado Medrano.

"Supondrá batir el récord de producción, ya que se espera un incremento del 10% en peso y del 5% en riqueza" y eso a pesar de que se ha producido "una reducción en las hectáreas que ha sido doloroso, con 10.440 hectáreas, por las 12.000 de años anteriores", de ahí el nuevo proyecto, que quiere llegar a las 13.000.

La aparición de la pandemia ha afectado a la cooperativa, que ha contabilizado pérdidas de entre 1,5 y 2 millones de euros, debido al descenso en el consumo de azúcar en un 10-15% respecto al año anterior, según ha precisado el coordinador agronómico de ACOR, Javier Narváez.

Pero ha advertido de que se ha producido un repunte en el precio, tras pasar de los 3,78 euros por tonelada, que se pagaban en agosto de 2019, a 4,68 en julio de 2020, lo que hace prever "una estabilidad" y que haya "buenas expectativas".

Por último, Medrano ha querido transmitir a los socios de la cooperativa "ilusión", a través de esta dinámica con la que obtendrán "importantes beneficios" y ha aclarado que mantiene "contacto y colaboración" con la otra empresa de Castilla y León dedicada al azúcar, Azucarera, ya que se trata de un cultivo estratégico, que supone el 70% de toda la remolacha de España.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD