07-10-2020 / 18:01 h EFE

La vuelta a las clases presenciales de los escolares vascos ha hecho que la incidencia de la covid-19 entre los menores de 16 años haya disminuido de manera "notable" en Euskadi.

El coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, Ignacio Garitano, ha comparecido ante los medios de comunicación para hacer un balance de la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma en la última semana.

Ha recordado que en los últimos siete días se han realizado 50.866 PCR en las que se han detectado 2.512 positivos. En la actualidad hay 3.639 pacientes con la enfermedad activa y 9.388 aislados por estar contagiados o ser contactos directos.

Cuando se cumple un mes exacto desde el inicio del curso escolar, Garitano se ha referido a la repercusión que ha tenido la vuelta a clase entre el colectivo de niños y adolescentes entre 3 y 16 años.

Ha explicado que durante el verano la tasa de incidencia subió semana a semana hasta que se estabilizó y que, a partir del 7 de septiembre ha ido disminuyendo de manera "notable".

"De esto se puede deducir que la vida que acompaña a la vuelta al colegio ha mejorado las tasas de incidencia en estas edades", porque, ha explicado, el colegio es un entorno en el que se pone "muchísimo énfasis en el cuidado y probablemente fuera de él se ponga menos".

Garitano ha afirmado que el inicio del curso ha hecho que la tasa de incidencia de la covid-19 entre los menores de edad descendiera "bastante".

Según los datos de Osakidetza, la incidencia de la pandemia en el tramo de edad entre 3 y 16 años se situaba en 6 por cada 100.000 habitantes la segunda semana de julio. Desde entonces durante todo el verano se fue incrementando hasta la semana entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre, cuando se alcanzaron los 159 casos.

En el último informe, correspondiente a la semana entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre esa tasa de incidencia ha bajado hasta los 115 casos.

Otro de los asuntos abordados por Garitano ha sido el cribado en Azkoitia (Gipuzkoa) y el barrio de Sansomendi, de Vitoria, zonas sanitarias donde la incidencia de la pandemia es mayor que en otros puntos de Euskadi y con una evolución "ascendente", mediante la realización de pruebas PCR entre la población de entre 17 y 60 años para aumentar la detección de casos y evitar nuevos contagios.

Actualmente Azkoitia tiene una incidencia acumulada a 14 días de 569,23 casos por 100.000 habitantes y el barrio vitoriano, uno de los más afectados desde el inicio de la pandemia en marzo, de 527,17.

Ha recordado que someterse a este test es voluntario, pero "altamente recomendable", por lo que ha apelado a la responsabilidad de los vecinos, y ha explicado que se ha determinado esta franja de edad porque en ella se incluye el tramo (17-39 años) que mayor tasa de incidencia acumula y porque a partir de 60 desciende notablemente.

Garitano ha afirmado que el objetivo es evitar una mayor transmisión y no localizar asintomáticos como fin, algo que Osakidetza ya conoce con las pruebas que se hacen, por ejemplo, a la gente que va a un hospital a hacerse pruebas médicas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD