07-10-2020 / 18:30 h EFE

El oviedista Borja Sánchez, aislado desde el lunes por un positivo por Covid-19 en su entorno, dio negativo en la PCR a la que fue sometido el martes pero continuará aislado para "cumplir con la cuarentena establecida por las autoridades sanitarias", por lo que sigue siendo duda para el Real Oviedo-Sporting del domingo (21:00 horas).

El ovetense, que tuvo su último contacto con el positivo por Covid-19 el pasado 29 de septiembre, lleva aislado desde el lunes y seguirá en su domicilio los próximos días pese a que la prueba PCR a la que fue sometido el martes ha dado negativo.

Aunque no haya rastro de la Covid-19 en su organismo, el futbolista ha de cumplir los plazos de aislamiento establecidos por las autoridades sanitarias del Principado de Asturias, por lo que no se reincorporará a los entrenamientos hasta que concluya dicho periodo preventivo.

El club no ha determinado la duración, por lo que no será hasta que no finalice la cuarentena cuando el jugador vuelva a unirse al grupo y eso le sigue convirtiendo en seria duda para el derbi ante el Sporting de Gijón.

Sánchez, que se encuentra sin síntoma alguno y ejercitándose en su domicilio desde el lunes, pasa por una situación similar a la de Javi Mier, que volvió al trabajo este miércoles tras estar diez días en cuarentena y haberse perdido el encuentro del pasado sábado ante el Albacete.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD