08-10-2020 / 14:21 h EFE

El petróleo seguirá siendo la principal fuente de energía al menos hasta 2045, a pesar de que su consumo crecerá a un ritmo más lento que el de las fuentes renovables o el gas, vaticinó este jueves la OPEP al presentar sus previsiones a largo plazo.

En el informe anual "Perspectiva Mundial del Petróleo 2020", la OPEP destaca que, si bien perderá peso dentro de la canasta energética y las fuentes renovables serán las de mayor aumento -a un ritmo medio del 6,6 % anual- "se espera que el petróleo se mantenga como combustible dominante".

El llamado "oro negro" seguirá así por delante del gas y el carbón, esta última una fuente de energía especialmente contaminante cuyo consumo se reducirá un 0,3 % anual.

En su escenario de referencia, la OPEP ve en 2045 que el petróleo ocupará el 27,5 % de la canasta energética -tres puntos menos que en 2019- seguido del gas, con un 25,3 %, y el carbón con el 19,7 %. El 27,5 % restante se repartiría entre la energía nuclear, hidráulica, biomasa y renovables.

Las renovables -sobre todo eólica, solar y geotérmica- pasan del actual 2,7 al 8,7 %. También crecen, aunque a menor ritmo, la energía nuclear (del 5 al 6,1 %), la hidráulica (del 2,5 al 2,9 %) y la biomasa (del 9,1 al 9,8 %).

La generación de electricidad seguirá creciendo a un ritmo muy alto debido a la ampliación de su uso en diversos sectores, como las tecnologías digitales, el aire acondicionado o el transporte.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD