08-10-2020 / 14:22 h EFE

La crisis desatada por la COVID-19 en la demanda petrolera "ha exacerbado las tendencias divergentes" entre las naciones industrializadas y las economías emergentes o en desarrollo, revela un informe publicado este jueves por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

En su informe anual "Perspectiva Mundial del Petróleo 2020", la OPEP destaca que el consumo petrolero se reducirá a largo plazo en los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), mientras que en el resto del mundo continuará aumentado.

En la OCDE, que agrupa a las naciones industrializadas, se espera que la demanda se estabilice en torno a 47 millones de barriles diarios (mbd) entre 2022 y 2025, antes de que comience un declive que la reducirá hasta los 35 mbd para 2045.

Por el contrario, la demanda seguirá creciendo fuera de la OCDE, impulsada por el aumento de la población y un mayor crecimiento económico, hasta alcanzar los 74,3 mbd en 2045, lo que supondría un incremento de 22,5 mbd respecto al año pasado, vaticinan los expertos de la organización.

Se prevé que el mayor contribuyente a este aumento de la demanda será India

RECUPERACIÓN "SALUDABLE" EN 2022 Y 2023

A nivel mundial, y "asumiendo que la pandemia de COVID-19 sea superada en gran medida el próximo año", se proyecta una recuperación parcial de la demanda petrolera en 2021 y luego "tasas de crecimiento saludables a medio plazo",

Alcanzaría así un nivel de 103,7 mbd para 2025, con tasas anuales de incrementos relativamente altas, especialmente en 2022 y 2023 (2,1 mbd y 1,5 mbd, respectivamente).

"Hay dos razones principales para esta expectativa: la primera se relaciona con un retorno a la economía anterior a la COVID-19" y la segunda está vinculada a la "recuperación" de la demanda en los sectores más afectados por la pandemia, como la aviación, el transporte por carretera y la industria, precisa el informe.

A mediano plazo, la OPEP ve una moderación del crecimiento del consumo energético, con aumentos anuales de "un poco más de 1 mbd".

INDIA Y CHINA, MOTORES DE LA ENERGÍA

La OPEP prevé que de aquí a 2045, el consumo mundial de energía primaria aumente a un ritmo medio de un 0,9 % anual hasta totalizar 361 millones de barriles equivalentes de petróleo al día (mboe/d, en inglés), es decir un 25 % más que los 289 mboe/d consumidos en 2019.

Pero el panorama es muy diferente entre los países OCDE y las naciones en desarrollo, pues frente a la subida en 76,5 mboe/d en éstos últimos, la demanda energética de los primeros caería en unos 4,4 mboe/d.

India y China liderarán claramente la subida del consumo: con incrementos medios del 2,8 % y el 0,9 % por año, respectivamente, y acapararán juntos "más del 50 % del crecimiento de la demanda energética de los países en desarrollos durante el periodo estudiado", indica el informe.

Acumulativamente, el conjunto de las regiones no pertenecientes a la OCDE consumirán en 2045 el 70,5 % de la energía primaria mundial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD