11-10-2020 / 13:41 h EFE

Segovia ha celebrado este domingo el aniversario de la declaración del Acueducto como Monumento Histórico Artístico, por una Real Orden en 1984, con una visita turística a su parte más desconocida, la conducción de agua desde el nacimiento a los pies de la Sierra del Guadarrama hasta el Alcázar, en pleno casco histórico.

Además de la zona más visible, con 167 arcos que se apoyan en 120 pilares y 20.400 sillares de granito, este monumento declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad comienza con la toma de agua, el azud, en la zona de la Fuenfría, en el barrio de Revenga, con una conducción que alcanza más de 16 kilómetros.

La concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Gina Aguiar, ha explicado hoy a Efe que el Día del Acueducto "es la excusa perfecta para que, tanto visitantes como segovianos, reflexionen sobre la historia del monumento, conozcan en profundidad este bien y participen en visitas guiadas".

Aguiar sostiene que "el Acueducto es el gran símbolo de Segovia, sin él es imposible conocer nuestro pasado, presente, e incluso nuestro futuro, por eso turismo y Acueducto son indivisibles, por su espectacularidad, historia y leyenda siempre ha estado y estará en las listas de imprescindibles para quienes nos visiten".

Para la concejala, gracias a este tipo de iniciativas, cada vez son más los visitantes y segovianos que saben que el Acueducto no es sólo lo que se ve desde el Azoguejo, sino que se trata de una impresionante obra de ingeniería con más de 16 kilómetros de longitud.

Gracias al aforador que se instaló en la zona, se sabe que el origen del Acueducto recibió casi 8.000 visitas en 2019, más de un 67% que el año anterior, "lo que prueba que hasta ahora se ha hecho un buen trabajo no sólo en la divulgación del monumento, sino también facilitando su acceso, señalización y cuidado", de acuerdo con Aguiar.

Guiada por el biólogo David Martín, la visita ha partido desde la toma el agua cerca del actual embalse de Revenga, desde donde los ingenieros romanos, usando niveles de agua, fueron trazando el recorrido hasta el actual Alcázar, donde se encontraría la primitiva guarnición militar, encargada de la vigilancia de una ciudad aún sin murallas.

Martín ha subrayado durante la visita la singularidad del trazado y la maestría de los ingenieros romanos en el empleo de sistemas para evitar arroyos, unas veces cruzando la conducción por arriba y otras por abajo, según lo que pedía el terreno, con las herramientas del momento.

A su juicio, "entonces esta labor sí que era compleja en relación a la actualidad donde, donde para calcular niveles o líneas rectas, se empleado el GPS o el láser".

El biólogo ha dirigido un recorrido de unos cinco kilómetros que parte del azud, el punto de captación de las aguas (caput ad aquam) del arroyo de la Acebeda o río Frío, situado a 1.255,6 metros de altitud, para adentrarse en un paisaje cambiante comenzando por bordear una zona de encinar, para pasar a otra de robledal.

Luego se alcanza un pinar, en término del Real Sitio de San Ildefonso, en los límites con el Parque Nacional del Guadarrama, mezclado con algunas matas de roble, para volver a un pequeño robledal y un encinar y luego alcanzar la Cañada Real, hasta Revenga también en un tramo con encinas.

Parte de la canalización hasta la ciudad, donde la vaguada en la que se encuentra la parte monumental se salva con el Acueducto, fue entubada en 1929, para servir agua a la ciudad, con la construcción de un desarenador y decantadores.

Actualmente, de acuerdo con David Martín, solo hay un tramo del canal que discurre al aire libre, unos 60 o 70 metros al inicio de la cacera, que discurre por la zona de 'Cabeza grande', hasta descender al arroyo Tilviejo.

La concejala Gina Aguiar sostiene que, aunque se podría decir que, en general, que el segoviano es un enamorado del patrimonio de su tierra, "también es verdad que son muy pocos los que conocen en profundidad el monumento".

Aguiar ha anunciado que se trabaja para que el Acueducto "esté todavía más vivo, que desarrolle todo su potencial como herramienta para generar un turismo respetuoso con el patrimonio, de calidad y sostenible.

Por eso, no le cabe duda que el Acueducto jugará "un papel protagonista" en el futuro Plan de Sostenibilidad Turística en Destino que espera que pueda desarrollarse en Segovia a partir de 2021, matiza la concejala Aguiar.-

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD