13-10-2020 / 14:04 h EFE

Castilla-La Mancha cerrará el año 2020 con una caída de su economía del 8,3 %, derivada de la crisis económica provocada por la crisis sanitaria del coronavirus, en tanto que para el 2021 la previsión es de un crecimiento del 4,2 % del producto interior bruto (PIB) regional.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha comparecido tras la reunión del Consejo de Gobierno para informar de los asuntos tratados, uno de ellos, las previsiones económicas para la región en 2020 y 2021.

Este ejercicio, y debido a la pandemia de la covid-19, se va a romper la tendencia de crecimiento sostenido de la economía de los últimos años, ha indicado Ruiz Molina, quien ha añadido que desde 2015 al 2018 se incrementó el PIB un 11,8 % acumulado, lo que representa una media anual del 2,9 %, similar al crecimiento medio de las comunidades autónomas.

En 2019 se produjo ya cierta desaceleración de la economía por circunstancias como el Brexit, la guerra comercial entre EEUU y China y el estancamiento de los países emergentes, además de la crisis política.

La previsión del Gobierno de Castilla-La Mancha para el ejercicio de 2020 es que la economía caiga un 8,3 %, lo que representa tres puntos menos que la bajada del PIB nacional prevista en el 11,2 %.

Esto es consecuencia de la estructura productiva de la región, ha explicado el consejero, quien ha dicho que los sectores más afectados por las restricciones de movilidad como el turismo o la hostelería tienen un menor peso en la economía de Castilla-La Mancha que en la nacional.

Asimismo la agricultura y la industria, sobre todo la manufacturera, tienen un mayor protagonismo en la región que en el país, y también en Castilla-La Mancha tiene un importante peso el sector público, por encima de la media nacional, y este sector no ha visto limitada su actuación como consecuencia de la pandemia, ha explicado Ruiz Molina.

Según ha dicho, estas son las circunstancias que explican que la previsión de caída del PIB en Castilla-La Mancha este año sea menor que la media nacional, lo que además coincide con las previsiones de otras organizaciones de estudios económicos.

Por su parte, para el año 2021 la tasa de crecimiento del PIB estimada es del 4,2 % , con un diferencial de tres puntos respecto a la previsión nacional del 7,2 %.

En ese sentido, el consejero ha explicado que, si la caída de la economía es menor, el levantamiento es más suave.

Con estas previsiones, Ruiz Molina ha apuntado que en 2021 la economía de Castilla-La Mancha tendrá en los gráficos la famosa forma de uve asimétrica y alcanzará una tasa de PIB equivalente a la nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD