15-10-2020 / 19:50 h EFE

Los accidentes laborales mortales subieron en Castilla y León un 67,8 por ciento en los ochos primeros meses del año, con respecto al mismo periodo de 2019, con 47 trabajadores fallecidos, lo que ha causado preocupación en la Consejería de Empleo e Industria, la Fiscalía y la Inspección de Trabajo.

Estos datos se han constatado en la Comisión de Seguimiento del Convenio de Colaboración entre el Ministerio Fiscal y la Junta de Castilla y León en materia de lucha contra la siniestralidad, a la que han asistido la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, el teniente fiscal de Castilla y León, Emilio Fernández, y el director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Javier Calderón.

Los asistentes han coincidido en calificar de preocupantes los datos, ya que reflejan un incremento del 67,8 % de los accidentes de trabajo mortales en Castilla y León durante los 8 primeros meses del año.

Entre enero y agosto de este año, 47 trabajadores han fallecido en accidente laboral en la Comunidad, dos ellos por el Covid-19, (42 en jornada y 5 'in itinere'), frente a los 28 que perdieron la vida en accidente laboral en el mismo periodo del 2019 (26 en jornada y 2 'in itinere').

No obstante, en términos globales se ha producido un descenso del total de accidentes, al registrarse una disminución importante de los accidentes de carácter leve.

En el periodo enero-agosto de 2020 se han registrado en la Comunidad 14.020 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral y 1.239 accidentes 'in itinere' con baja.

De ellos, 13.847 fueron accidentes de carácter leve (3.280. menos que el pasado año), 131 graves (22 menos en relación con el mismo periodo del año anterior) y 42 accidentes mortales (16 más que en el año anterior)

Además del incremento notable de los accidentes mortales, tanto en jornada como 'in itinere', los datos reflejan que la mayoría de los accidentes mortales están directamente relacionados con condiciones de trabajo, tales como caídas desde altura, atrapamientos, aplastamientos y golpes.

Para la Consejería de Empleo e Industria, esto podría indicar que una parte de esos accidentes pueden estar relacionados con falta de condiciones de seguridad en los puestos de trabajo, principalmente, falta de medidas de protección, incumplimiento de normas en cuanto a la utilización de dichas medidas, falta de vigilancia o falta de formación e información.

Además, la evolución negativa de la siniestralidad laboral se produce con un descenso de la actividad como consecuencia de la COVID-19, por lo que el sector servicios, el más afectado por la pandemia, es el menos afectado por el incremento de la mortalidad laboral.

En lo que va de año se han contabilizado en el sector servicios tres accidentes mortales menos que en el mismo periodo del año anterior; mientras, el sector agrario ha contabilizado un incremento de tres accidentes mortales, once más se han registrado en Industria y cinco más en construcción.

En la comisión de seguimiento no se ha descartado una relación directa entre la pandemia y el incremento de la mortalidad en el ámbito laboral, porque de los 2 accidentes mortales por COVID-19, se analiza la posible influencia que pueden tener otros factores relacionados con la actual situación sanitaria y laboral.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD