20-10-2020 / 14:16 h EFE

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido (IU), ha admitido este martes que se extralimitó, como señala una sentencia judicial, al modificar las funciones del interventor municipal, aunque ha aclarado que lo hizo para darle más funciones y equilibrar la carga de trabajo entre éste y la viceinterventora.

De esa forma, a preguntas de los periodistas, ha justificado una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Zamora que da la razón al interventor municipal y declara nulo un decreto de alcaldía por el que modificaba las competencias en el Plan Anual de Control Financiero de 2019.

"Me he extralimitado en el sentido de que modifiqué la propuesta del interventor para darle más competencias", ha reconocido el alcalde, quien ha asegurado que le parecía "bastante razonable" tomar esa decisión para que hubiera "un reparto equilibrado de las competencias".

Al respecto, ha explicado que la viceinterventora se iba a quedar con el noventa por ciento de la carga de trabajo al asumir la fiscalización y una parte del control financiero, mientras que el interventor únicamente se iba a encargar de otra parte del control financiero.

Por ello, según ha explicado Guarido, emitió un decreto para que el interventor asumiera al completo la labor de control financiero, pero la sentencia establece que como alcalde puede autorizar las modificaciones propuestas por la Intervención pero no puede modificar él el reparto de tareas.

Guarido ha recordado que la sentencia es recurrible aunque aún no sabe si los servicios jurídicos municipales decidirán hacerlo o no.

El interventor mantiene varios frentes judiciales abiertos contra la Alcaldía de Zamora en relación con sus competencias.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD