22-10-2020 / 23:40 h EFE

El presidente tunecino, Kais Said, recibió hoy al ministro de Exteriores francés, Jean-Yves le Drian, en un visita oficial de dos días al país magrebí para dialogar principalmente sobre la crisis en Libia y su papel como anfitrión del próximo encuentro interlibio que se celebrará el 9 de noviembre.

En un comunicado de la Presidencia tunecina, el mandatario aseguró que su país es "el más afectado" por el conflicto y se felicitó por el "éxito" de la diplomacia tunecina para acoger dicha reunión, auspiciada por Naciones Unidas y que tiene por objetivo organizar elecciones generales lo antes posible.

"La intervención de otros países no es necesaria en este punto, cuanto más aumente el número de intervinientes, más compleja se vuelve la situación", declaró Said, que aprovechó de nuevo la ocasión para mostrar su rechazo a toda injerencia extranjera en este conflicto que arrastra Libia desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los grupos y milicias locales sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

Por su parte, Le Drian insistió sobre el papel "estabilizador" de las naciones vecinas como Túnez ya que estos "tienen un verdadero interés de estabilización en Libia, al contrario que las potencias exteriores que se alimentan de la inestabilidad".

El canciller se entrevistó además con el nuevo primer Ministro tunecino, Hichem Mechichi, en el poder desde principios de septiembre, para discutir sobre acuerdos económicos bilaterales y reforzar la coordinación en materia de lucha contra el terrorismo.

En una reunión posterior junto a su homólogo tunecino, Othmane Jarandi, el responsable europeo anunció el desembolso de un primer tramo de 100 millones de euros del plan de ayuda trienal- con un presupuesto de 350 millones de euros- destinado a apoyar al país en sus reformas económicas y sociales, promover el crecimiento de empleo y mejorar las condiciones de vida de los tunecinos.

Al mismo tiempo, Le Drian hizo pública la entrega en los próximos días de material sanitario- incluidas mascarillas, reactivos para las pruebas de detención de coronavirus y respiradores- por un valor de 500.000 euros con el fin de apoyar su lucha contra la pandemia.

Un segundo crédito de 38 millones de euros fue firmado por ambos ministros para la construcción de una nueva estación de tratamiento de agua potable en los suburbios de la capital.

Cerca de 1.400 empresas francesas están basadas en Túnez y emplean a más de 136.000 trabajadores, lo que le convierte en el mayor inversor en el país así como su mayor proveedor con el 32% de las exportaciones de Túnez.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD