29-10-2020 / 15:20 h EFE

Una expedición científica de Oceana ha documentado plásticos en todos los hábitats marinos estudiados durante una semana de investigación por la costa valenciana, según ha informado este jueves esta organización internacional dedicada a la protección de los océanos.

La tripulación del Ranger, el catamarán de la organización, ha analizado varios tipos de fondos, en los que ha hallado siempre un denominador común: la presencia de todo tipo de plásticos a diferentes profundidades.

Para medir el impacto de los plásticos en el mar, la expedición de Oceana ha elegido las aguas que van de la ciudad de València a Sagunto.

Estas zonas destacan por su proximidad a áreas altamente pobladas y por su cercanía a municipios tradicionalmente turísticos, indicadores que suelen coincidir con zonas con altas tasas de contaminación por plásticos.

Entre los elementos más documentados destacan los plásticos de un solo uso, como bolsas, envoltorios de comida, embalajes, cubiertos y vasos, así como aparejos de pesca abandonados, pero también material sanitario, como mascarillas y guantes desechables, además de otros tipos de basuras.

Los científicos y buceadores de Oceana han analizado una docena de hábitats, incluyendo coralígeno, fondos arenosos y bosques de algas, y lo han hecho con la ayuda técnica de scooters submarinos para llegar a más distancia, y de un dron para alcanzar más profundidad.

Después de quince años documentado la biodiversidad marina y encontrando plásticos en todas las inmersiones, Oceana ha dedicado una expedición únicamente a este cometido, que sirve para corroborar cómo la presencia de plásticos transforma enclaves ricos en flora y fauna en vertederos marinos a pocos kilómetros del litoral.

El director de expediciones de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, ha explicado que la mayoría de los plásticos que llegan al océano acaba en las profundidades del mar y "a pesar de ser invisibles para nuestros ojos, tienen un impacto irreversible para los ecosistemas marinos y modifican gravemente el comportamiento de la fauna".

Además, ha añadido que la falta de luz y las bajas temperaturas en zonas profundas "retrasan el proceso de degradación, con lo que los plásticos pueden permanecer intactos durante siglos".

Desde Oceana han destacado que el Mediterráneo es el mar más contaminado por plástico del mundo por su profundidad, su naturaleza semicerrada y por la gran presencia de elementos topográficos submarinos que actúan como trampas de plásticos y facilitan la acumulación de basuras en los lechos marinos.

En este sentido, los expertos de la organización han destacado que cuando alcanzan el océano, los plásticos suelen seguir un mismo patrón: en zonas más cercanas a la costa normalmente se encuentran plásticos de mayor tamaño, mientras que movidos por las corrientes marinas y a causa del paso del tiempo, estos se van fragmentando y desplazando a áreas de más profundidad.

La directora de la campaña de Plásticos de Oceana en Europa, Natividad Sánchez, ha afirmado que hacer esta expedición fuera de la temporada turística y en medio de la pandemia ha demostrado que "el problema es el abuso de productos de usar y tirar en nuestra vida diaria".

"La gran mayoría de los plásticos que hemos hallado son bolsas, vajilla desechable y embalajes de productos alimentarios. Por ello, reclamamos una transposición ambiciosa de la directiva europea de plásticos de un solo uso, que entrará en vigor en julio de 2021", ha señalado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD