29-10-2020 / 15:31 h EFE

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha pedido en el debate del estado de la comunidad al Gobierno de "centro izquierdas" una reforma fiscal que permita afrontar las necesidades derivadas de la pandemia pero también políticas sociales para superar "problemas estructurales".

Tras mostrar sus condolencias por los fallecidos y desear una pronta recuperación a los enfermos, De Simón ha afirmado que en 2015 se abrió un ciclo progresista que en 2019 tuvo su continuidad pero con "un fortalecimiento de las fuerzas centristas", PSN y Geroa Bai, frente a las izquierdas, Podemos e I-E, lo que "determina la intensidad y la profundidad de las políticas sociales, meidoambientales, económicas o fiscales".

Y es en los económico y fiscal donde ha considerado que el Gobierno se aleja más del programa de I-E, aunque ha comprometido su apoyo a un acurdo programático de "mínimos" para "continuar en la senda progresista en mayor o menor media", lo que no le impide defender además políticas propias como también han hecho en ocasiones el resto de firmantes del acurdo.

Unos casos en los que a I-E le "preocupa" el "acercamiento del Gobierno a la derecha" en asuntos como la fiscalidad, cuando se necesitan recursos y porque la crisis tendría que ser en su opinión "una oportunidad para implementar políticas sociales y económicas que respondan a las necesidades de la ciudadanía".

Tras reconocer que el Gobierno ha tenido que trabajar desde marzo bajo "una enorme presión", De Simón ha aludido a los colectivos que en peores condiciones se encuentran en estos momentos para indicar que "hay que repartir los costes" del coronavirus, lo que implica apoyar la medidas de restricción de la movilidad ante una pandemia "desbocada" pero también dar solución a "problemas estructurales".

Y esta pasa, ha precisado, por un empleo estable y de calidad y una reforma reforma fiscal que proporcione fondos propios, a lo que ha sumado en el ámbito nacional la derogación de la ley de estabilidad y de la reforma laboral.

"Luces y sombras en la gestión de Gobierno", con avances importantes como el refuerzo de la sanidad publica, la renta garantizada, la vivienda de alquiler, el plan de empleo, la apuesta por la paz, la convivencia y la pluralidad, el plan de igualdad, en transición ecológica, la equidad territorial, el plan sociosanitario, las OPEs "masivas" o la calidad de los servicios públicos, pero con "poco impulso y ritmo lento en otros casos".

Y de estos ha citado la reducción del horario de las clases de religión, la vinculación de beneficios fiscales empresariales a la contratación a través del SNE, la reversión de servicios privatizados, la reforma de la ley de administración local que genera desigualdades, la gratuidad del 0-3 o la distribución del alumnado.

De simón ha pedido además un impulso al desarrollo territorial, al acceso al empleo y la protección social, un reforma fiscal justa en la que la recaudación "deje de recaer de forma absolutamente desproporcionada en los trabajadores y los impuestos indirectos".

En este sentido ha añadido que los fondos europeos, el déficit autorizado y la supresión de la regla de gatos mejoran las condiciones económicas pero hacen falta unos presupuestos expansivos que permitan adoptar todas las medidas necesarias para paliar la crisis y corregir problemas, ya que la deuda a finales de año será de 4.000 millones de euros.

Ha reclamado por eso una reforma fiscal sin esperar a que la economía se recupere porque es ahora cuando se necesita un nuevo arco y "no obrar en consecuencia es muy irresponsable y querer mirar solo a corto plazo, no a los próximos años".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD