29-10-2020 / 16:09 h EFE

El alcalde de València, Joan Ribó, ha afirmado este jueves sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2021 que empiezan a "ir por buen camino" con respecto a esta ciudad, si bien ha alertado de que "quedan cosas por caminar".

Ribó ha señalado a los medios de comunicación que el proyecto presupuestario tiene aspectos positivos, como la asunción por el Estado del crédito ICO de 390 millones de euros de La Marina, que es "un paso muy importante" y "no es cualquier cosa".

El segundo aspecto positivo de estas cuentas, a juicio de Ribó, es la partida "significativa" de 38 millones de euros para el transporte metropolitano, una reivindicación del Gobierno municipal desde el año 2015.

No obstante, ha mostrado su preocupación sobre el túnel pasante -el soterramiento de las vías del ferrocarril desde el Bulevar Sur hasta el puente de las Grandes Vías-, una obra programada desde hace años que supone un coste de 2.000 millones de euros y que no figura en los Presupuestos.

Ribó ha señalado que València es la única gran ciudad española que no tiene un túnel subterráneo para los ferrocarriles y ha lamentado el retraso, ya que no empezará el proyecto hasta 2022, lo que impedirá llegar a la licitación de proyectos europeos, y "como pronto" las obras empezarán en 2024.

También ha afirmado que no le gusta que el Palau de Les Arts vaya a recibir una subvención "mísera" con respecto a Madrid, Barcelona y Sevilla, y ha defendido que "la calidad" del coliseo operístico "se merece una subvención acorde".

Por tanto, ha concluido que ve con "satisfacción" que los Presupuestos incluyan la asunción de la deuda de La Marina y la partida para el transporte metropolitano, pero ha alertado de que València se puede convertir en "el semáforo de Europa" ferroviario por la falta del túnel pasante, y que en cultura van "muy atrasados".

Por su parte, la portavoz del grupo popular, María José Catalá, ha criticado que los Presupuestos no incluyen "ni un euro de inversión" en 2021 para el túnel pasante ferroviario, el canal de acceso, la estación central y el soterramiento de vías de Serrería, lo que convierte a València en "un muro de vías sin solución".

Esto "sigue condenando a València a ser el semáforo rojo ferroviario de Valencia, y deja sin solución el corredor Mediterráneo en la ciudad", ha lamentado Catalá, quien ha añadido que condiciona también la sostenibilidad medioambiental, al retrasar proyectos como el parque Central y la prolongación del jardín del Turia.

Catalá ha valorado la consignación de 38 millones para el transporte metropolitano y que el Estado asuma la deuda de la Marina, pero ha advertido de que el Palau de Les Arts y el Museo de Bellas Artes y el Nacional de Cerámica "siguen estando marginados con respecto a grandes contenedores culturales de Madrid y Barcelona".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD