01-11-2020 / 11:39 h EFE

La comunidad extremeña ha producido este año en torno a 3.000 toneladas del producto más asociado a “Halloween”, la calabaza, una cifra que se mantiene similar en relación a los datos de las últimas campañas.

El presidente de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha explicado a Efe que la calabaza es un cultivo complementario en la comunidad, a “pequeña escala”, y centrado en zonas de regadío como las Vegas del Guadiana, de igual forma que ocurre con otros productos donde la región no es referente.

Se trata, ha explicado, de un producto “por el que apuesta un determinado número de agricultores y que se limita a unas determinadas superficies”.

En concreto, Extremadura ha destinado este año en torno a unas 90 hectáreas a este cultivo, un número similar al que ha dedicado en los últimos ejercicios, con más presencia en la provincia pacense al disponer ésta de más terrenos de regadío.

“Todo ello no quita para que se pueda disponer de una pequeña plantación de calabaza en una zona que no sea de regadío, pero a muy pequeña escala”, ha manifestado.

El temor a perder la rentabilidad que este cultivo hoy genera explica que no aumente su superficie cultivable en la comunidad, pues “cualquier incremento en este sentido provocaría posiblemente un descenso de los precios, lo que ya no haría rentable el cultivo”.

Un aumento significativo de hectáreas “pondría por tanto en peligro la rentabilidad que obtiene hoy el pequeño grupo de agricultores extremeños que se dedica a la calabaza”, ha indicado a este respecto el responsable de Coag Extremadura.

En España, las superficies destinadas a este producto están muy consolidadas, y el peso extremeño respecto al total de la producción del país es muy escaso.

En este sentido, “hay agricultores españoles y extremeños que llevan con este cultivo desde hace muchos años, y tienen su mercado fijo, con una confianza por tanto muy grande con las empresas o superficies comerciales que le adquieren el producto”.

Moreno ha explicado que a tenor de los efectos de la pandemia “es probable que este año se hayan resentido las compras de calabaza de cara a las fiestas de Halloween, de igual forma que es previsible que se resientan las adquisiciones de alimentos o productos típicos durante Navidad si los contagios continúan”.

Las reducciones de aforo, la imposibilidad de realizar fiestas, las limitaciones de desplazamientos y los menores recursos económicos explican estas expectativas a la baja de adquisiciones del producto, aunque hay que recordar que la calabaza forma parte de múltiples propuestas culinarias aptas para todo el año.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD