01-11-2020 / 13:40 h EFE

Los cementerios catalanes han vivido un día de Todos los Santos con menos afluencia de público que otros años, en una atípica jornada marcada por la pandemia, que ha llevado a muchas personas a adelantar su visita a lo largo de la semana, tal como se recomendaba para evitar aglomeraciones.

La mayoría de cementerios amanecía este domingo con una escena distinta a la que es habitual en estas fechas, semivacíos, con controles de accesos, geles hidroalcohólicos en cada esquina y con los pocos visitantes que se acercaban a recordar a sus difuntos equipados con mascarilla.

La estampa de este día de Todos los Santos ha contrastado también con la de los días anteriores, cuando se ha registrado un aumento de las visitas por parte de quienes buscaban recordar a sus familiares o amigos pero no querían toparse con aglomeraciones.

Así lo ha revelado el subdirector de Protección Civil, Sergio Delgado, quien ha asegurado que la jornada se ha desarrollado sin incidencias y con menos visitas a los cementerios tras el incremento "significativo" de afluencia de los últimos días.

En el caso de Barcelona, fuentes del consistorio han explicado a Efe que se está notando un descenso de visitantes respecto al año pasado, mientras que, durante la semana, el público ha crecido entre un 13 % y un 18 %.

También en los cementerios de Àltima, que atiende a Sant Just Desvern, El Prat de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Castellar del Vallès, Cervelló, Corbera, Mataró, Viladecans, Sant Pere de Ribes, Sitges, Sant Vicenç dels Horts, Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y Ripoll (Girona), se ha desplomado el número de personas que ha acudido este domingo.

El director general de cementerios de la compañía, Joan Ventura, calcula que ha habido un 70 % menos de visitas porque la gente ha ido "de forma muy escalonada", especialmente a principios de semana, cuando se produjo una afluencia "anormal" de gente.

Otros cementerios catalanes, en cambio, además de instar a la población a realizar su visita los días antes o después de Todos los Santos, han optado por emplear la tecnología para evitar mucha concurrencia.

Es el caso de Lleida, cuyo Ayuntamiento ha lanzado una aplicación móvil para pedir cita previa, requisito obligatorio para entrar en el camposanto los días 30 y 31 de octubre y el 1 de noviembre, cuando se han llegado a programar unas 6.000 reservas.

En la mayoría de casos, por tanto, los catalanes han seguido las directrices marcadas por la Generalitat, que recomendó ir al cementerio los días antes o después de la festividad para evitar las aglomeraciones y que ha flexibilizado las restricciones del confinamiento perimetral de los municipios sólo para estos casos.

Así, quienes hayan necesitado acudir a un cementerio fuera del municipio en el que residen han podido hacerlo siempre y cuando éste estuviera dentro de la misma comarca, o bien si el de referencia se encuentra en la población de al lado.

En sus cartas dominicales, los obispos de Cataluña animan a los fieles a acudir a los cementerios para conmemorar del día de Todos los Santos, a pesar de la situación epidemiológica, por ser una jornada "muy significativa y arraigada en el pueblo cristiano".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD