04-11-2020 / 16:50 h EFE

La Fiscalía ha mantenido sus acusaciones contra Ángel Lavín en la vista del recurso de apelación presentado por el expresidente del Racing para evitar su ingreso en prisión, en la que su defensa ha intentado demostrar que no existió administración desleal por su parte al frente del club.

La vista ha tenido como novedad la presencia del representante legal de Blue Sistems, empresa con la que se constituyó un contrato para la prestación de servicios de seguridad y accesos al estadio y la del director general del Racing en esos momentos, Antonio Corino, tal y como solicitó Lavín.

El representante de Blue Sistems, que no pudo declarar en su momento por estar "fugado de la justicia", ha defendido que su empresa sí prestó los servicios que se estipulaban en el contrato, aunque ha incurrido en diversas contradicciones al ser preguntado por las acusaciones particulares, como la duración del contrato o el estado de sus cuentas.

Entre esas contradicciones, las acusaciones han destacado que Blue Sistems enviaba supuestamente a personal a los partidos fuera de casa, cuando el equipo anfitrión es el que presta los servicios de seguridad, o que en las hojas de trabajo de los empleados de la empresa aparecían funciones que solo competencia exclusiva de los delegados de campo y el cuarto árbitro, como "anunciar los cambios" de los jugadores.

El representante ha asegurado además que no cobró el contrato íntegro, de cerca de 170.000 euros, hecho que la defensa ha considerado que prueba que la empresa es la perjudicada en su relación con el club de fútbol.

Además ha declarado el director general del Racing en 2012, Antonio Corino, quien ha señalado que el gasto en esta empresa "era excesivo", además de asegurar que no sabe qué tipo de servicios prestaba más allá del papel porque no acudía a los partidos.

En respuesta a preguntas de la acusación, Corino ha señalado también que no le consta que el salario de Ángel Lavín fuera aprobado por el consejo de administración.

Respecto a este salario de 72.000 euros, que la sentencia consideró que Lavín se adjudicó, la defensa ha alegado que sí se aprobó en una junta de accionistas, a lo que la acusación de la Asociación de Ex Jugadores ha remarcado que, aunque esta se celebró, el único accionista presente era el propio Ángel Lavín.

Además ha declarado de nuevo el que fuera técnico de las secciones inferiores del Racing durante 2012 y 2013, José Ignacio Urquijo, cuyo contrato se consideró también fraudulento por la sentencia.

La defensa ha intentado demostrar, al igual que en el caso de Blue Sistems, que el contrato fue efectivo y se prestaron los servicios dispuestos´, mientras que las acusaciones han alegado que su declaración no aporta nada nuevo al caso, ya que ya había declarado con anterioridad.

La sentencia, dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 en marzo de 2019 condenó a tres años y medio de prisión a Ángel Lavín por un delito continuado de administración desleal.

El expresidente del Racing de Santander ha agradecido las declaraciones de los testigos y ha asegurado que con estas, "se clarifica su inocencia".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD