05-11-2020 / 15:30 h EFE

id, 5 nov (EFECOM).- El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha cifrado en 40-50 millones el impacto máximo en caja que podrían tener, en el peor escenario, las posibles decisiones negativas futuras asociadas al Canal de Panamá (multas o devoluciones), importe que no afectará al crecimiento y rentabilidad del grupo.

Manrique estima que menos de la mitad de este importe se registrará en 2021 y el resto se repartirá entre los próximos 3, 4 o 5 años, un impacto que ha calificado de pequeño para el conjunto del grupo y que no hace necesaria ninguna ampliación de capital.

"Panamá ya es pasado para Sacyr", ha apuntado Manrique en la presentación de resultados, al tiempo que ha insistido en que los planes futuros de la compañía no se verán afectados por el reciente laudo asociado al Canal de Panamá y que obliga a la compañía a abonar a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) unos 85 millones de euros (99 millones de dólares).

En su conjunto, el laudo de la Cámara Internacional de Comercio (ICC) condena al consorcio encargado del tercer juego de esclusas -del que forma parte Sacyr- a pagar 206 millones de euros (unos 240 millones de dólares).

Manrique ha afirmado que el resultado del laudo fue una sorpresa "muy desagradable" y ha reconocido el error de la compañía al pensar que la ICC mantendría el mismo criterio que el DAB (Dispute Arbitration Board), que reconoció unos 224 millones de euros (265 millones de dólares) al consorcio encargado de la ampliación del canal.

"Seguiremos defendiendo nuestros derechos en el resto de arbitrajes", ha recalcado Manrique, que indica que a medida que se vayan conociendo el resultado de los sucesivos laudos la compañía irá ajustando el posible impacto en caja.

Además, ha asegurado que han sido perjudicados al ejecutar una obra modélica y admirada en todo el mundo pero que estas decisiones no van a condicionar el crecimiento y la rentabilidad de la compañía, que tiene una posición financiera saneada y sólida.

NUEVO PLAN ESTRATÉGICO

El presidente de Sacyr ha avanzado que la compañía presentará en el primer trimestre de 2021 las líneas básicas del nuevo plan estratégico, que tendrá el foco puesto en el negocio de concesiones y en su expansión en Estados Unidos.

Además, la compañía ha confirmado sus planes para llevar a cabo el año que viene un día del inversor tras los últimos hitos logrados, entre los que se encuentra la primera concesión en Estados Unidos (para la Universidad de Idaho y que representa una cartera de ingresos de cerca de 1.200 millones de euros) o la salida del negocio de construcción en África.

Respecto a futuros proyectos para los que está licitando, la compañía tiene expectativas de poder adjudicarse dos autopistas en Italia (A-21 y A-10) y otra en Chile.

PARTICIPACIÓN EN REPSOL

En cauto a la participación en Repsol, ha señalado que la bajada del precio de la acción de la petrolera en los últimos meses no ha tenido impacto en la caja, ya que tiene cubierta su posición mediante derivados financieros. No obstante, Sacyr ha ajustado el valor en libros de Repsol hasta los 6,72 euros por acción.

El grupo tiene un contrato de derivados sobre 10 millones de acciones propias con vencimiento a uno y dos años. "Cuando vayan venciendo los derivados ya se estudiará que hacer", ha añadido Manrique, que agrega que la solidez operativa de Sacyr es "incuestionable".

RETRIBUCIÓN AL ACCIONISTA

Sacyr ha aprobado el reparto de un scrip dividend de una acción por cada 54 títulos, que se suma al abonado en febrero de un título nuevo por cada 46 acciones.

Como medida de prudencia ante el actual entorno, marcado por la pandemia de coronavirus, el grupo ha decidido repartir la mitad del dividendo complementario estimado a principios del ejercicio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD