05-11-2020 / 16:20 h EFE

El Ayuntamiento de Orihuela (Alicante) ha presentado alegaciones a la planificación de la Demarcación Hidrográfica del Segura y Tajo para el ciclo 2021-2027 sobre la ‘gestión del riesgo de inundación’, y ha reclamado la revisión de las ramblas de Abanilla, Cañada Las Estacas, los ríos Nacimiento y Segura.

“Hay dos temas importantes: la supervivencia de nuestra tierra cuando hay un fenómeno adverso o cuando hay una sequía extrema. Por eso no paramos de insistir en pedir las infraestructuras hidráulicas para gestionar bien esos momentos, y es lo que se ha hecho con estas alegaciones”, ha explicado el alcalde, Emilio Bascuñana, quien ha presentado estas medidas junto al concejal de Agricultura, Víctor Valverde.

Según sus palabras, estas alegaciones son “trascendentales y seguiremos defendiendo a nuestra comarca y a nuestros agricultores, así como al tejido social y productivo que necesita agua”.

En concreto, desde el consistorio se ha solicitado la revisión de la rambla de Abanilla por donde circuló el caudal que inundó parte del termino municipal durante la DANA de septiembre de 2019 y, además, que se presente una propuesta de actuación sobre esta infraestructura, ya sea en su encauzamiento o su desvío.

Ha pedido, asimismo, la revisión y actuación en la cañada Las Estacas porque el ayuntamiento ha sufrido los efectos de la subida del nivel del caudal que circula por esta rambla como consecuencia de los episodios de lluvias fuertes que se dan “cada vez con más frecuencia” en la zona costera del término municipal de Orihuela, provocando daños en la cala de Las Estacas y las calles adyacentes.

Debido a las intensas precipitaciones, también se ha propuesto la revisión del río Nacimiento, ya que provoca daños en la playa de La Glea y las calles adyacentes, Igualmente, se plantea que se actúe sobre el río en su encauzamiento o a través de obras de defensa que reduzcan el impacto de las crecidas de caudal.

Desde Orihuela se ha demandado, de otro lado, una revisión del río Segura, cuyo desbordamiento dejó el casco urbano y varias pedanías bajo el agua en la DANA de 2019. La propuesta del Ayuntamiento oriolano es que se actúe sobre su encauzamiento o se desvíe mediante ‘bay-pass’.

En cuanto a las alegaciones a la Confederación Hidrográfica del Tajo, éstas se centran en los ‘caudales ecológicos’.

A este respecto, Valverde ha considerado "desproporcionado" el aumento propuesto de los caudales ecológicos.

"Estamos hablando de que la nueva reglamentación va a suponer más desembalse de agua para mantener los caudales en los pantanos de cabecera de Entrepeñas y Buendía que marcan las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura”, ha expuesto.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD