12-11-2020 / 10:51 h EFE

Cataluña ha sumado 3.775 nuevos contagios de COVID-19 y otros 141 fallecidos notificados en las últimas 24 horas, aunque sigue cayendo muy lentamente la velocidad de transmisión del virus (Rt), que se ha situado hoy en 0,87, una centésima menos que ayer, mientras aumentan el número de hospitalizados.

Según los datos actualizados este jueves por el Departamento de Salud, el número de personas enfermas de COVID-19 que están hospitalizadas es de 2.687, un total de 52 más que ayer, aunque han disminuido ligeramente los pacientes graves que están en la UCI, 583, catorce menos que la víspera.

El número de fallecidos desde el inicio de la pandemia es de 14.886 personas en Cataluña, 141 de ellas reportadas en las últimas 24 horas -óbitos que se corresponden a varios días-, en un continúo de más de 50 fallecidos diarios por la enfermedad desde finales de octubre.

La velocidad de reproducción del virus (Rt), que indica la evolución de la pandemia, ha disminuido por decimoquinto día consecutivo en Cataluña, pero lo hace a un ritmo tan lento -hoy ha vuelto a decrecer una sola centésima- que, según los expertos, al menos se tardarán semanas en bajar de los 1.000 contagiados diarios y de los 300 ingresados en las UCI si la curva no se tuerce.

Los epidemiólogos destacan la importancia de mantener por debajo de 1 la Rt e ir disminuyendo este indicador paulatinamente para que poco a poco ello incida en un menor número de contagios, menos hospitalizados, que desciendan los pacientes graves y finalmente que ello se refleje en un descenso de la mortandad.

El índice del riesgo de rebrote (EPG), que mide el crecimiento potencial de la epidemia, ha bajado otros 16 puntos y se ha situado en 595, aunque aún sigue siendo un riesgo extremo -más de 100 ya es alto-.

El número total de contagiados en Cataluña desde el inicio de la pandemia asciende a 309.740, de los que 3.775 han sido diagnosticados desde ayer.

La incidencia acumulada de casos en los últimos 14 días (IA14) ha vuelto a bajar por quinto día consecutivo y se ha situado en 719,20, casos por cada 100.000 habitantes, ocho menos que ayer.

También indica que la epidemia sigue retrocediendo en Cataluña el hecho de que sigue disminuyendo poco a poco el porcentaje de positividad, que ha caído hasta el 10,56 % de las pruebas practicadas, una centésima menos que ayer.

En la semana del 2 al 8 de noviembre han sido ingresados en hospitales 2.811 enfermos de COVID-19, cuando hace dos semanas los ingresos fueron de 2.079 personas, mientras que los fallecidos han sido 470 en la última semana, frente a los 220 que hubo en la tercera semana de octubre.

Por comarcas, siguen siendo cuatro las que superan los 1.000 puntos en el índice de riesgo de rebrote (EPG), que mide el potencial expansivo de la epidemia, y son: la Cerdanya (1.315), el Berguedà (1.261), Osona (1.176) y la Segarra (1.144).

La comarca del Barcelonès, la más densamente poblada de Cataluña, ha situado su riesgo de rebrote en 612 -tres puntos menos que ayer-, con una velocidad de transmisión del virus de 0,91, sin variación en los dos últimos días.

En cuanto a los municipios, los que están con peor índice EPG son: Puigcerdà (1.530), Vic (1.413), Mollet del Vallès (1.230), Balaguer (1.226), Salt (1.157), Manlleu (1.131) y Martorell (1.112).

La ciudad de Barcelona registra hoy un EPG de 543 -dos puntos menos que ayer- y una velocidad de contagio (Rt) de 0,88, la misma que la víspera.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD