12-11-2020 / 12:01 h EFE

Aplicar un modelo de atención integral y multidisciplinar a las personas mayores hospitalizadas por COVID-19, que normalmente sufren un gran deterioro en sus funciones, evita este deterioro en el 70 % de estos enfermos más frágiles y reduce su mortalidad, según un estudio del Centro Doctor Emili Mira del Hospital del Mar de Barcelona.

El estudio, que publica la revista 'Geriatric Nursing', ha analizado la evolución de los enfermos de edad avanzada ingresados en la Unidad COVID-19 del Hospital del Mar durante la primera ola de la pandemia y ha validado la utilidad del modelo integral de atención ACE (Acute Care for Elders, por sus siglas en inglés).

Los investigadores hicieron un seguimiento de 51 pacientes ingresados durante la primera ola de la COVID-19 en el Centro Dr. Emili Mira, un centro especializado en la atención a enfermos psiquiátricos y geriátricos del Parc de Salut Mar.

Para evitar el deterioro funcional que aparece durante el ingreso hospitalario por enfermedad aguda en ancianos (entre el 30 y el 80 % de los pacientes geriátricos ingresados en un hospital sufren una disminución de sus capacidades a consecuencia de la estancia hospitalaria), que en el caso de la COVID-19 es más importante por las restricciones que se deben aplicar en las unidades confinadas, aplicaron el modelo de atención integral ACE.

Esto implica, según ha explicado María José Robles, responsable de la Unidad de Ortogeriatría del Hospital del Mar, "el trabajo de un equipo multidisciplinario, formado por enfermeras geriátricas, auxiliares de enfermería especializadas, una trabajadora social, fisioterapeutas y un geriatra especializado en enfermedades infecciosas".

"El equipo multidisciplinario desarrolló un plan de cuidados basado en el modelo ACE para que el paciente pudiese volver a su estado funcional de base, con un seguimiento semanal de su evolución", según Robles.

En el momento del ingreso, 9 de cada 10 pacientes presentaban un grado elevado de dependencia, que las condiciones de hospitalización hubiesen podido empeorar, pero, según el estudio, en el momento del alta el 70 % de ellos mantenía su capacidad funcional previa al ingreso en la Unidad COVID-19.

El estudio también ha observado una tasa de mortalidad menor que en el conjunto de pacientes de su edad y un número muy bajo de traslados a centros hospitalarios de más complejidad.

El médico del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar (INAD) e investigador del Grupo de Investigación en Adicciones del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), Gabriel Vallecillo, ha asegurado que "el modelo ACE puede ser implementado con facilidad dentro de la atención clínica diaria de los pacientes geriátricos en las unidades COVID-19".

Según Vallecillo, en un grupo de enfermos "con una elevada comorbilidad y fragilidad, que son factores que predisponen para el deterioro funcional durante el ingreso hospitalario agudo", dos de cada tres pacientes sufrieron durante su estancia en el hospital otra patología a parte de la COVID-19, siendo el delirio la más habitual.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD