12-11-2020 / 14:03 h EFE

Cantabria ha decidido ampliar su toque de queda y adelantará su inicio a las diez de la noche, en lugar de las doce, a partir del sábado ante la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma, donde la incidencia acumulada ya supera los 500 casos por cada cien mil habitantes.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, han anunciado hoy, en rueda de prensa, esta medida, que se prolongará durante 14 días.

Entrará en vigor a las 00.00 del sábado, de manera que el nuevo horario de toque de queda comienza a aplicarse a las diez de la noche de ese mismo día.

La hostelería, los centros comerciales y, en general, todos los establecimientos abiertos al público tendrán que adaptar sus horarios y cerrar antes sus puertas, porque a las diez de la noche ya no se podrá circular por las calles, salvo para acudir a centros sanitarios y otras causas de fuerza mayor.

El Gobierno de Cantabria ya venía advirtiendo desde hace unos días de que la evolución de la covid en la región, por el número de contagios y sobre todo por la presión hospitalaria y en UCI, podría obligar a endurecer las medidas restrictivas.

Revilla ha justificado el adelanto del toque de queda por los datos sobre la pandemia que maneja el Ejecutivo y ha avisado de que, si no se doblega la curva, se podría volver "a la situación de marzo, abril, mayo y junio", lo que "sería una catástrofe".

Ha calificado de "angustiosa" la evolución de la pandemia en Cantabria, que está registrando entre 220 y 306 casos nuevos diarios en las últimas semanas, y aunque la comunidad no es "de las que están en peor situación ni mucho menos", si sigue el ritmo de crecimiento en más de 200 contagios al día, una buena parte acabarán en las UCI y "puede colapsar el sistema sanitario", ha subrayado.

"Para evitar que tengamos que ver lo que ya estamos viendo en otras comunidades, tenemos que actuar con contundencia en este momento", ha resaltado Revilla, que ha agregado que estas restricciones no tiene otra finalidad que preservar la salud de los cántabros y que el objetivo es que las medidas que se están tomando tengan efecto para Navidades y se pueda "abrir la mano".

El Gobierno prorrogará el cierre de los municipios durante los 14 días de vigencia del toque de queda y, aunque de momento, no tiene previsto un cierre total de la hostelería, si dentro de dos semanas los contagios se sitúan por encima de los 300 diarios, se tomará ese medida e incluso otras "más duras", ha advertido el presidente.

Según Revilla, adelantando dos horas la restricción de la movilidad se quiere evitar las aglomeraciones que se han producido el pasado fin de semana.

El presidente ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual en el cumplimiento de las medidas como único medio para detener los contagios hasta que llegue la vacuna, "por egoísmo personal y por responsabilidad hacia los demás".

También Zuloaga ha pedido responsabilidad "pensando" en la situación de los hospitales de Cantabria y en el esfuerzo que están haciendo para dar respuesta al aumento de las ingresos, sobre todo en las UCI.

"En ese esfuerzo tenemos que pensar, en las personas que están luchando en primera línea contra la covid", ha dicho, tras insistir en que si se quiere evitar que los hospitales lleguen a la situación de los peores días de la primera ola, hay que frenar la curva de contagios.

En Valdecilla ya se ha habilitado una planta para doce pacientes covid y este viernes se abrirá otra para dieciséis más.

También Sierrallana está preparada para acoger a pacientes con coronavirus en las UCI.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD