13-11-2020 / 16:12 h EFE

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) afirma que las autonomías cerrarán el año con un déficit presupuestario del 0,6 del PIB, en línea con la previsión del Gobierno incluida en el Plan Presupuestario 2021 y con el registrado en 2019, a pesar de la crisis provocada por la covid-19.

En su nuevo número de su Observatorio Fiscal y Financiero de las comunidades, destaca el deterioro en 2020 de las forales: País Vasco y Navarra, con un déficit del 3,1 y 5,9 % en su saldo presupuestario expresado en porcentaje del PIB, respectivamente.

Lo atribuye a que sus ingresos fiscales no están blindados por el sistema de entregas a cuenta, como sucede con el resto de autonomías de régimen común.

Para FEDEA, el cierre de 2020 puede resultar "engañoso", dado que esconde una optimista previsión de ingresos en las entregas a cuenta, que habrá que devolver cuando se liquide el sistema de financiación autonómico, en julio de 2022.

En el acumulado hasta el pasado mes julio, las comunidades han presentado un saldo de contabilidad nacional corregido de anticipos de 3.062 millones de euros (0,3% del PIB), y mejora el registro de julio de 2019 en más de 6.000 millones de euros.

Atribuye esa mejora a que el Estado ha actualizado las entregas a cuenta de 2020 con un crecimiento previsto del 1,6 %, lo que ha supuesto 3.068 millones de euros más que en 2019 y a la liquidación del sistema de financiación de 2018, recibida en julio de 2020, que ha sido de 4.600 millones de euros superior a la recibida en julio de 2019.

Y a que el Gobierno ha puesto en marcha el Fondo Covid-19 por un importe de 16.000 millones, de los que las autonomías habían ingresado a cierre de julio 6.000 millones, correspondientes al primer tramo sanitario.

Comparados con los datos de julio del 2019, los ingresos no financieros aumentan en un 12,2 % para el conjunto de las autonomías.

La Rioja es la que presenta un mayor incremento de ingresos (23,5 %) seguida de Madrid (20,3 %) y Galicia (16,7), mientras que el País Vasco tuvo una caída del 18 % de la recaudación.

Las entregas a cuenta y las liquidaciones para 2020 en el conjunto de las comunidades aumentarán en 7.675 millones con respecto a 2019.

Este incremento procede tanto del aumento de las entregas a cuenta en 2020 respecto a 2019 (3.068 millones), como del de la liquidación de 2018 (recibida en julio 2020) respecto a la liquidación de 2017 (4.607 millones).

Estos ingresos aumentan para el conjunto y las que registran un mayor crecimiento en 2020 con respecto a 2019 son la Comunidad Valenciana (9,1 %), Baleares (8,5 %) y Canarias (8,1 %).

En el lado opuesto, están Extremadura (5,7 %), Galicia (5,7 %) y Castilla y León (5,9 %).

Los ingresos no financieros están creciendo más que las entregas a cuenta porque en 2020 las entregas se han actualizado en la primera parte del año, mientras que en 2019 se actualizaron en el último trimestre del año.

FEDEA aprecia que, hasta julio de 2020, en los ingresos por los impuestos transferidos o propios han ido reflejando rápidamente los efectos económicos del confinamiento para hacer frente a la crisis sanitaria, y han caído en un 22,9 % para el conjunto de las autonomías de régimen común.

Destaca la reducción de ingresos de Castilla y León (-55,8 %), Cantabria (-44,0 %) y Asturias (-32,5 %).

Donde menos se han reducido ha sido en Baleares (-13,6 %), Galicia (-8,2 %) y La Rioja (-2,0 %).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD