13-11-2020 / 16:59 h EFE

La Audiencia Nacional ha absuelto al imán egipcio Hesham F.M.S, alias Abu Adam, de haber creado una organización asentada en Alicante para difundir en mezquitas el yihadismo y que serviría de refugio, lugar de tránsito y base de operaciones para retornados de Siria e Irak.

En su sentencia, la Sección Primera de la Audiencia absuelve al acusado del delito de integración en organización terrorista por el que la Fiscalía pedía nueve años de prisión así como de los delitos alternativos propuestos por el Ministerio Público, de captación y adoctrinamiento terrorista o adoctrinamiento pasivo terrorista. La sentencia cuenta el voto particular de Ángel Hurtado.

La resolución relata que el acusado llegó a España procedente de Alemania, donde había ejercido como imán en una mezquita de Munich, y su actividad consistía en visitar mezquitas de Alicante y Valencia dando conferencias, sermones y ponencias.

Y ello, continúa, sin que se "haya acreditado del contenido de aquellos que efectuase loas a grupos terroristas yihadistas o pretendiese la expansión del odio hacia Occidente, ni adoctrinar a sujeto alguno para su unión a la causa de la yihad global".

Los magistrados explican que en sus dispositivos hallaron fotos con armas y ejecuciones recogidos de Facebook y Youtube "sin que conste del examen de aquellos que tuviera alguna clase de interacción con organizaciones terroristas yihadistas ni relación con ellas (...) ni que con sus publicaciones, sermones, conferencias pretendiera expandir el ideario terrorista o contribuir, de hecho, a reclutar formar o capacitar a otros sujetos para tal finalidad"

La Sala indica que tampoco se ha probado que intentase traer a España a una mujer y a sus hijos con una finalidad distinta de la de prestarle ayuda ya que se encontraba en Siria, donde al parecer había fallecido su esposo, un reconocido terrorista, en combate.

Y añaden que de los múltiples viajes que hizo a Pakistán no ha quedado acreditado que mantuviese reuniones con miembros de asociaciones afines al radicalismo islámico "y menos aún que en aquellas estuviese planificando actuación alguna de naturaleza terrorista relacionada con el objeto de la presente investigación".

La sentencia incluye un voto particular del magistrado Ángel Hurtado, que ayer mismo tomó posesión de su nueva plaza en el Supremo, que considera que el acusado debe ser condenado por adoctrinamiento en tanto que tenía la conciencia y voluntad de difundir una idónea doctrina de adoctrinamiento yihadista.

Hurtado entiende que la actitud del acusado, amable y orientada a la desradicalización de individuos con tendencias radicales y que se refleja en una parte de los hechos, es solo una apariencia que encubre la auténtica realidad y ello "porque también se describen pasajes que evidencian una actividad de proselitismo a favor de la radicalización mediante la difusión de una doctrina yihadista".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2021
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD