22-11-2020 / 19:50 h EFE

La Muestra Internacional de Artes Fantásticas de Santander (Maf) ha cumplido este fin de semana su duodécima edición, con el objetivo de mostrar "la resistencia" de la cultura contra la covid y en "una declaración de intenciones" de que la celebración de este tipo de espectáculos "es segura".

El Maf se ha desarrollado un año más con las dificultades añadidas que ahora supone organizar este tipo de festivales y que para su organización "ha sido una locura" por los cambios constantes que se están produciendo en las medidas adoptadas para frenar los contagios, reconoce a Efe su directora, Ana Lekube.

Así, se ha tenido que renunciar a parte de su esencia "de calle" con los habituales espectáculos en caravanas y carpas debido al coronavirus y también a la temperatura y la luz, ya que es una muestra que se suele celebrar en meses más cálidos. Pese a ello, se han desarrollado seis actuaciones al aire libre.

"Hemos conseguido un cartel estupendo, dentro de que ha habido que modificar un poco el formato habitual. Ha sido un poco locura, sobre todo, gestionar la incertidumbre, pero hemos conseguido adaptarnos", celebra la directora.

Lekube asegura que, el primer motivo para querer llevar a cabo el Maf ha sido premiar al público y, después, para transmitir que "la cultura es segura".

La Muestra Internacional de Artes Fantásticas de Santander se ha desarrollado cumpliendo con todas las medidas sanitarias con aforos que han estado reducidos al 50 por ciento y con las ya casi habituales distancias de seguridad, el uso de gel y la mascarilla.

Con la mayoría de entradas agotadas, la directora del Maf ha destacado como espectáculos estrella "Blancanieves", "Complejo de Edipo" o "Carlo Mô", así como "Eh man hé", de Zero en Conducta, cuyo responsable, José Antonio Puxades, señala a Efe la ilusión con la que afrontan cada bolo, y este más si cabe.

"Porque en el fondo nunca sabes cuando va a ser el último. Al final te tomas cada una de las actuaciones como una última en potencia porque no sabes si la siguiente va a acontecer. Ya nos hemos llevado algún golpe", confiesa.

A su juicio, cada actuación es "un acto de resistencia". "Los que creemos en la cultura no podemos dejar que pare para que, cuando esto vuelva a su cauce, no nos cueste tanto girar la rueda", recalca.

Puxades agradece poder volver al Maf para cerrarlo, ya que ha sido la última actuación de todas, en el Palacio de Festivales de Cantabria. Es su segunda vez en Santander para participar en una muestra que les encanta. "Lo amamos", resalta.

El público se ha encontrado, según Puxades, un espectáculo "bastante atípico", "muy personal y poético y a la vez terrenal y legible".

"Las bases en las que está fundado el espectáculo son muy personales, muy nuestras. Nos hemos esforzado siempre por plasmar algo muy de lenguaje personal", explica.

En esta actuación se junta danza contemporánea y teatro físico con un títere del tamaño de un persona real.

Todos los acróbatas, bailarines y actores representan el alma de ese títere, que quiere saber lo que es respirar por sí mismo y saber lo que es moverse sin que le tengan que mover. "Al fin y al cabo, quien no se ha sentido alguna vez así", afirma.

De la Muestra de Artes Fantásticas, cuyo nombre considera "precioso", Puxades se queda con el "riesgo" que corre la organización con su programa, pero justifica su "eclecticismo" porque el público está "muy entrenado" para ver estos espectáculos.

Sobre el futuro, Puxades avanza que, pese a que no se pueda actuar, seguirán creando.

"Nos lo tomamos como un acto de resistencia porque confiamos en que será más fácil volver cuando podamos y porque después de las crisis la gente tiene más ganas de contar cosas", apostilla.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD