23-11-2020 / 13:52 h EFE

La pandemia ha empeorado el estado de salud de las trabajadoras sociales en Cataluña, entre quienes ha aumentado la fatiga, el dolor, el estrés y el insomnio, según una encuesta realizada por la Fundación Galatea en el mes de julio entre 291 colegiadas del Colegio de Trabajo Social de Cataluña.

El 27,1 % de las trabajadoras sociales de Cataluña reconoció su estado de salud como "malo o regular" tras la primera ola de la pandemia, lo que supone un aumento del 14,4 % respecto a la situación previa a la llegada de la Covid-19.

Los resultados muestran que, como esta primera ola provocó un aumento de la fatiga en un 36 %, del dolor, en un 25 %, y del estrés, un 31,3 %; y que en julio el 55 % aún sufría la fatiga, mientras que un 40 % continuaba viviendo con estrés.

El estudio afirma que durante los meses iniciales de la pandemia el 80% de las trabajadoras sociales sufría "agotamiento personal", una cifra que se situaba en el 66,5 % en julio.

Asimismo, el estudio de la Fundación Galatea destaca que el 21,7 % de las encuestadas afirma que durante la primera ola aumentaron sus jornadas laborales y llegaron a trabajar más de 50 horas, lo cual provocó una disminución de las horas de sueño.

En este sentido, un 53,8 % de las trabajadoras sociales de entre 35 y 44 años afirmaron que durante la primera ola se despertaban espontáneamente durante la noche, mientras que antes de la pandemia solo lo hacía un 14,3 %.

Por otro lado, un 25,8 % de las encuestadas de entre 45 y 54 años tomaba medicación para dormir en el mes de julio.

A pesar de todo, el Colegio de Trabajo Social de Cataluña señala que un 77,6 % no se planteó abandonar la profesión, lo cual, afirman es prueba de la "resiliencia y vocación de la profesión".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD