23-11-2020 / 14:00 h EFE

El director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, el también actor Lluís Homar, se estrena en el cargo con la "La comedia de las maravillas", de Ramón de la Cruz, una obra que suma varios sainetes del autor en los que muestra "el teatro por dentro".

La autora Luïsa Cunillé ha sido la encargada de crear una sola obra a partir de siete sainetes dedicados al mundo del teatro del dramaturgo del siglo XVIII Ramón de la Cruz, que conserva el título de uno de ellos, "La comedia de maravillas", al reflejar un "mundo más abierto, una reflexión sobre el teatro, pero también sobre el hombre", ha explicado esta mañana en rueda de prensa Lluís Homar.

Sainetes como "El entierro de la compañía", "El teatro por dentro" o "La comedia de las maravillas" son algunas de esas obras que tanto éxito tuvieron en su época, en las que, además, el autor mantiene los mismos personajes; de ahí que se optara por "aunar todas ellas y sus reflexiones".

"Nos gusta la mirada que tiene De la Cruz sobre cómo se hace el teatro", cómo se vive y se destruye, en un momento en el que tenía una relevancia social muy importante, ha argumentado Homar.

"Trasladado a nuestros días sería como un Madrid-Barça", ha equiparado el director, que transporta al siglo XXI las reflexiones de Ramón de la Cruz sobre si el teatro "puede o no modificar una sociedad".

Homar ha calificado a De la Cruz como un autor "involucionista", por el que siente una gran afinidad. "Me interesa lo que hago si desde la cultura soy útil, pero para eso también tenemos que cuestionarnos" desde dentro.

El hecho de que Ramón de la Cruz escribiera teatro breve "no quiere decir que haga teatro menor", ha advertido Homar, quien ha añadido que era un teatro en el que la importancia de los actores hacía que los personajes llevaran su mismo nombre, un culto a su popularidad.

Personajes cercanos, en los que destaca la figura del gracioso, tanto como se ha visto después más en el cine con los personajes de Berlanga o con intérpretes como Alfredo Landa, Pepe Isbert o Lina Morgan.

Un espectáculo que ha afrontado con un "salto de siglo" en el apartado musical, tan importante en el género del sainete, que en esta ocasión incorpora la música de Chueca. "Uno de los logros de los que estamos más felices".

Doce actores de La Joven, la formación integrada por jóvenes actores que se forman en los talleres de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, dan vida a 34 personajes, que se subirán al escenario una semana más tarde de la fecha esperada, pues un miembro de la compañía ha resultado positivo en covid-19 y el estreno se pospone al 4 de diciembre.

Una de las cosas que Homar ha manifestado que tenía clara cuando asumió el cargo era realizar una mirada a las distintas promociones de La Joven. "Nos planteamos la posibilidad de hacer una repesca de todas esas personas que habían pasado en los últimos diez años por ella".

Jóvenes actores, que "forman parte del patrimonio de la casa", que pertenecen a cinco promociones y que participarán en otros dos proyectos más de la compañía, entre ellos "Las Troyanas", que dirigirá Adriana Ozores.

Homar ha resaltado también el vestuario de Ana López Cobos, que ha definido como de época contemporáneo que "remite al siglo XVIII", pero que en las calles de hoy en día se puede encontrar "a alguien vestido de esa manera".

Y es que no hay que olvidar, según el actor y director, que hacen "teatro contemporáneo de autores clásicos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD