25-11-2020 / 21:00 h EFE

Profesionales sanitarios han destacado el liderazgo clínico, la medición de resultados y el impulso de la telemedicina como elementos fundamentales para avanzar hacia una atención integrada, en el marco de una pandemia que ha puesto de manifiesto un retraso en el diagnóstico y seguimiento de enfermedades ajenas a la COVID-19.

En el webinar “La gestión de enfermedades no-COVID durante y después de la pandemia”, organizado por The Institute for Health and Strategy (SiHealth), con la colaboración de Sanofi, los expertos han analizado los modelos de gestión durante la crisis sanitaria en patologías crónicas como la diabetes y enfermedades cardiovasculares, principales causantes de muertes prematuras en España.

El foro virtual ha contado con la participación del jefe del servicio de Cardiología y UCC del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, José Ramón González Juanatey, del coordinador del Plan para la Asistencia Integral al Paciente con Diabetes en la Comunidad Valenciana, Francisco José Pomares Gómez y del codirector de SI-Health y exdirector del sistema de salud de la OMS, Rafael Bengoa Renteria.

“No podemos permitir que la COVID-19 sea la disculpa para hacer cardiología de segundo nivel”, ha comentado González Juanatey, quien ha opinado que el miedo de los enfermos en la primera ola hizo que “solo la mitad de las 10.000 personas sufren mensualmente un infarto en España” acudiese al centro hospitalario.

El doctor ha señalado que en la actualidad urge “medir con indicadores de salud los resultados de forma local” para poder anticiparse y poner las oportunidades de mejora y ha destacado el “liderazgo clínico local” para ofrecer el nivel asistencial adecuado a los pacientes con estas patologías.

Junto a la “e-consulta”, sistema implementado en la atención ambulatoria de Santiago de Compostela en 2012, el cual logró reducir las listas de espera en cardiología, la hospitalización es ahora, a juicio de González, una oportunidad para “optimizar el diagnóstico y tratamiento de los enfermos”.

Respecto a la enfermedades cardiovasculares, Pomares Gómez ha advertido que una persona con diabetes tiene de “dos a cuatro veces más” de riesgo de mortalidad por esta afección.

También ha indicado que la segunda ola de la crisis sanitaria supone una oportunidad para explorar modelos organizativos “más innovadores”, en los que la integración es “una herramienta fundamental”, sumada al impulso de los autocuidados y a la mejora de la educación terapéutica en enfermedades crónicas como la diabetes.

“Tenemos que buscar un modelo integral que sirva para dar respuesta a las necesidades que estamos viviendo ahora y posiblemente en un futuro que no era el que teníamos hace un año o dos años”, ha matizado Pomares.

Por último, el codirector de SI-Health ha presentado la guía “Atención integrada en diabetes: del diseño a la implementación”, la cual propone una serie de recomendaciones para ayudar a las organizaciones sanitarias a desarrollar las mejoras necesarias en los cuidados de una enfermedad que afecta al 14 % de la población española.

“El problema que tenemos no es de diseño, es de implementación”, ha resumido Bengoa, quien opina que este documento sugiere “cómo pasar a esa implementación a través de consejos prácticos”.

La guía revela que pese a que los profesionales sanitarios están liderando cambios en España el “cambio adaptativo” es crucial para avanzar hacia un nuevo modelo asistencial más coordinado, integrado, proactivo y poblacional, que atienda a los cuidados continuos de los pacientes crónicos en un contexto posterior a la COVID.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD