26-11-2020 / 19:30 h EFE

El Gobierno cántabro participará como miembro asociado en el proyecto europeo BIOMIC que será gestionado en la región por la Mancomunidad de Municipios Sostenibles para impulsar el uso de nuevos bioindicadores que apoyen la gestión preventiva y la recuperación de las zonas costeras con medidas que favorezcan la adaptación al cambio climático.

Bajo el título 'Bioindicadores microbianos y tróficos del estado ecológico del ecosistema de la zona costera del SUDOE', el proyecto cuenta con un presupuesto de casi 1,4 millones de euros, correspondiendo el 75 % a la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER), tras ser admitido por el comité de programación del Programa de Cooperación Transnacional Interreg SUDOE para el periodo 2014-2020.

Con un periodo de duración de 28 meses, el proyecto comenzará a desarrollarse este mes en tres áreas de actuación del sudoeste europeo: Faro, en Portugal, el entorno de Doñana, en Huelva, y Cantabria, según informa el Gobierno de esta comunidad en una nota de prensa.

El consejero cántabro de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha mantenido este jueves un encuentro con el presidente de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles (MMS) de Cantabria, Javier Incera, para reconocer la labor que han realizado para lograr que el proyecto se desarrolle en la región y analizar las posibles áreas de actuación de la zona costera de la comunidad autónoma en la que se pueda desarrollar.

Blanco ha explicado que "es un proyecto muy interesante que encaja a la perfección con las políticas medioambientales que desarrolla el Gobierno de Cantabria para hacer frente a los retos del cambio climático".

Mediante técnicas de monitorización para la gestión y recuperación de las áreas costeras, BIOMIC pretende "contribuir a la prevención y la gestión de los riesgos de manera más eficaz, favoreciendo la adaptación al cambio climático".

Para ello, pretende definir una metodología de análisis y seguimiento para asegurarse de que la gestión de esas zonas favorezcan su resiliencia, aplicando para ello un sistema de bioindicadores tróficos y microbianos para conocer el estado ecológico del ecosistema.

Blanco ha mostrado la voluntad de su departamento de prestar todo el apoyo necesario al proyecto con los medios que tiene a su disposición, entre los que ha citado el laboratorio del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), para la realización de muestras y análisis necesarios.

También se ha referido a "las sinergias" con otras entidades como el Instituto de Hidráulica de Cantabria (IH).

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles de Cantabria, Javier Incera, ha destacado la importancia de un proyecto que, en su opinión, "demuestra la capacidad y el sentido de la Mancomunidad como instrumento idóneo para atraer fondos europeos a Cantabria en beneficio de la protección del medio ambiente y la apuesta por la sostenibilidad del territorio".

Incera ha insistido en el apoyo a este tipo de iniciativas por su gran utilidad en el futuro a la hora de prevenir los efectos del cambio climático con medidas eficaces que permitan recuperar "lo más rápido posible" los terrenos costeros que se vean afectados por cambios en los niveles del mar.

Blanco e Incera han coincidido en destacar que la participación conjunta en este proyecto es "una muestra más" de la buena sintonía que existe entre la Consejería y la Mancomunidad a la hora de poner en marcha políticas medioambientales que benefician al territorio y a los ciudadanos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD