27-11-2020 / 10:21 h EFE

pest, 27 nov (EFECOM).- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, manifestó este viernes que no busca "compromisos sino una solución" para las negociaciones del próximo presupuesto comunitario (2021-2027), bloqueadas por el veto de su país y de Polonia por su rechazo a que el respeto del Estado de derecho sea condición para el desembolso de fondos comunitarios.

"No busco compromisos sino una solución", aseguró Orbán en su habitual entrevista de los viernes en la radio pública "Kossuth" y agregó que el objetivo es que los países que tienen problemas tengan acceso al dinero y se pueda lanzar el presupuesto y el fondo de reconstrucción para salir de la actual crisis causada por la pandemia del coronavirus

Orbán recordó que para la aprobación del presupuesto y del mecanismo de recuperación post covid "se necesita el voto húngaro y polaco".

En ese sentido, subrayó que no cambiará de idea aunque destacó que "siempre se puede llegar a un acuerdo. Las posturas son claras".

El condicionamiento del desembolso de fondos comunitarios al respeto del Estado de derecho es una decisión política, aseguró el mandatario húngaro.

"Esa voluntad política se puede cambiar, pero la nuestra no. Es una postura firme", acentuó el primer ministro húngaro que el jueves en Budapest reafirmó su veto junto con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki.

Los dos jefes de Gobierno reiteraron que el condicionamiento del desembolso es una arma política para que la mayoría de los países comunitarios obligue a otros a aplicar ciertas políticas.

Orbán y Morawiecki acusaron a los demás líderes europeos de haber creado la actual crisis en el seno de la UE, al asegurar que "la situación actual que impide la rápida conclusión del proceso legislativo fue creada por quienes han establecido un vínculo entre el Estado de derecho y el presupuesto de la UE".

Hoy Orbán volvió a decir que el condicionamiento "es una postura mala e irresponsable, con la que se arruinan países europeos".

En este mismo sentido, Morawiecki aseguró el jueves que el veto se debe a que la propuesta de condicionamiento "está motivada políticamente" y "podría conducir a la desintegración de la UE".

Hungría y Polonia son los dos países que están bajo procedimientos de la UE, acusados de vulnerar los valores y el derecho comunitario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD